La cuarta cita del #OWMGT no ha dejado indiferente a nadie. El campeonato llegaba con Aday Coba como líder, pero después de los 60 minutos en el Gilles Villeneuve de Montreal, han cambiado las tornas. Y es que Marc Pérez ha aprovechado la oportunidad a la primera, aunque tras la primera vuelta no pareciese posible.
David Martínez salió en pole position, pero le duró poco. Su ritmo era elevadísimo, pero un error de José Pleguezuelos dejó fuera de carrera al de Champs iRacing. Montonera en la primera curva, y varios favoritos fuera de carrera, entre ellos Víctor Lobato, Xabier Sánchez o Víctor Rodríguez. El grupo quedó diezmado, y Coba se puso en carrera. En las cinco primeras vueltas, el de IRT abrió distancia y dejó al resto atrás. Todo parecía un camino sencillo para el tinerfeño, pero nada más lejos de la realidad. Pérez activó el modo Terminator y, uno tras otro, pasó a sus rivales.
La pelea quedó entonces decidida: Pérez contra Coba. Los dos primeros en el campeonato, frente a frente. Independientemente de sus colores, ambos pilotos fueron extra competitivos. Pérez llegó como una exhalación a Coba, pero no llegó a molestarle físicamente. Principalmente, no ocurrió la batalla cuerpo a cuerpo por las paradas en boxes. La estrategia en Canadá era clara:
dos paradas, y asumiendo muchos riesgos, una. Coba paró primero, y Pérez pudo abrir el grifo unas cuantas vueltas. Esos segundos ganados en pista le valieron la primera posición tras la primera parada. Una posición que no abandonó hasta el final.
En menos de media hora Pérez pasó del noveno lugar a liderar la prueba, pero quedaba la segunda mitad de carrera. Coba se acercó a un segundo gracias a los doblados, pero una vez se encontraron con aire libre, Coba se fue haciendo más y más pequeño en los retrovisores del catalán.
A ello se le añadió que, después de la segunda y última parada, Coba sufrió un trompo sin consecuencias en la última chicane. De ahí hasta el final, Pérez administró la distancia y se llevó no sólo la victoria, también el liderato del campeonato por ocho puntos.
Más allá de la tensa pelea por la victoria, el Gilles Villeneuve fue un campo de batalla. Trompos, adelantamientos, accidentes…. Sin ir más lejos, el podio se decidió en los últimos metros. José Pleguezuelos remontó después de la montonera de la salida. Su carrera fue de ritmo puro, y el de Odox fue el que impidió un póker de IRT. Pleguezuelos alcanzó a Adriá Pérez –
n.d.r, no es hermano de Marc, por si las moscas y forzó que el joven piloto cometiese un error en la entrada a la última chicane. Posición ganada y quedaban menos de 10 minutos de carrera.
Pablo López estaba a dos segundos, y Pleguezuelos no se rindió.
Alcanzó a ‘GoPro’ en la horquilla. Los doblados fueron clave, y López se vio obligado a defenderse con la última chicane, la del Muro de los Campeones, como objetivo. Se tiró al interior, y Pleguezuelos al exterior. El de Odox frenó tarde, pero López lo hizo aún más… y se pasó. Entró descompensado en la última curva, y Pleguezuelos se fusionó con su zaga. Un giro de volante a la izquierda, Pleguezuelos le rebasó y, un doblado, fue testigo de lo cerca que terminaron el uno del otro: apenas ocho centésimas.
Otras actuaciones destacadas son las de Marc Montaner – ¡por fin terminó una carrera! -, que remontó desde la mitad de la parrilla para terminar en el top-10, así como las de Josep Arbos y Diego Jiménez. Estos dos últimos se las apañaron para completar la carrera sin casi incidentes, y pescaron puntos suculentos en la clasificación.
La próxima carrera será la decisiva, y se disputará la semana que viene en Road América. Aday Coba contra Marc Pérez. Los dos últimos ganadores del Casco de Oro cara a cara por ser el más rápido. A las 22:00, en nuestro canal de Youtube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *