Saludos amantes de la velocidad; hoy vamos a iniciarnos en cómo trazar. Esto va para largo, pero estad atentos porque vuestra calidad como pilotos mejorará muchísimo.

 

¿Qué es la trazada?

La trazada en pilotaje la podemos definir como la línea imaginaria que dibuja un vehículo a su paso por la pista. Estudiarla y mejorarla hará que nuestros tiempos mejoren, haciendo que el coche se deba esforzar menos por seguir avanzando.

De hecho, para mí, es el factor que más diferencia al piloto principiante del experto. Y es que una vez sepamos leer y ejecutar la trazada correcta, seremos mucho más rápidos y consistentes, consumiendo además menos gomas y combustible. ¿Suena bien verdad? Pues por eso mismo, si quieres coger verdadero nivel, te interesa prestar atención a estos artículos.

Si bien, el asunto es bastante complejo, de hecho ni siquiera los pilotos profesionales realizan una misma trazada. En cierto modo exige sentir la pista y tomar decisiones en tiempo real según la posición del coche (que no siempre será la misma); digamos que la trazada se realiza más por intuición/sensaciones que por pensamiento (lógicamente esto se va consiguiendo con la práctica y con paciencia, y es algo que está al alcance de todos).

Ya que la combinación de rectas y curvas es infinita, vamos a estudiar las formaciones más comunes para que luego a partir de ahí cada uno pueda desarrollar su “sexto sentido trazador”.

 

Rectas

Empecemos por lo más básico. Igual te parecerá una chorrada que te hable de cómo hay que trazar las rectas, pero si te digo que la mayoría de gente pierde tiempo en ellas, igual cambias de opinión.

Primero vamos a ver qué es una recta; para nosotros una recta va a ser aquel segmento de la pista, situado entre un punto de tracción y uno de frenada, el cual podemos hacer con la dirección recta (o con cambio de dirección mínimo). Si te fijas, y esto es importante, en la definición no incluyo en ningún momento cosas como “trazado recto” o líneas de la pista rectas”… La pista es una cosa, y la trazada es otra distinta; digamos que la trazada viene delimitada por la pista, pero dentro de ella es libre y no tiene porqué parecerse en nada al dibujo de la pista.

Vamos a ver tres tipos de recta, y en todas ellas vamos a cumplir con dos principios básicos que conviene que te grabes a fuego en la memoria:

  • Enlazar punto de tracción y frenada recorriendo la mínima distancia posible.
  • No girar nada el volante, o hacerlo solo lo imprescindible (que muchas veces es menos de lo que pensamos).

 

 

3 tipos de rectas

 

> Recta simple:

Estamos ante la trazada más sencilla, ya que no invita al error. Simplemente conecta la salida de un viraje con la frenada del siguiente, de forma natural y siguiendo paralelamente el trazado.

En las carreras de verdad, si te fijas bien, muchas veces la hacen moviéndose un poco hacia el interior de la pista; desconozco cuál es el motivo exactamente, aunque imagino que se deberá a que la zona pegada al borde está más sucia; nosotros (mientras no haya nada que estorbe la trazada) nos mantendremos ahí fijos.

 

> Recta diagonal:

Aquí ya se empiezan a ver errores (líneas rojas), no de mucha pérdida de tiempo, pero sí de algo (lo cual sigue siendo inaceptable). Como ves, la conexión tracción-frenada entre curvas nos obliga a cambiarnos de lado en la recta, y entonces es cuando te pregunto: ¿cuál es la forma más rápida de conectar salida y entrada en curva en este caso? Pues una simple diagonal, ¿qué sentido tiene recorrer más metros?

En la imagen podrás ver que he marcado en verde la trazada correcta, y en rojo las erróneas, que son bastante comunes. Evidentemente el dibujo está un poco exagerado, tampoco se trata de salir de una curva y pegar un volantazo para ir rectos a la frenada de la siguiente; pero debemos buscar el punto medio entre suavidad y menor distancia posible.

 

> Recta oculta:

Esta me encanta, más que nada porque es una trampa en la que veo caer a incluso pilotos muy rápidos. Desde este mismo momento, debes aprender a detectar lo que realmente nos importa en un trazado, ¿qué más da lo que haya entre tracción-frenada si se puede hacer en línea recta? Pues esto que así visto es evidente, desde la cámara del cockpit se convierte en un error generalizado.

Como no contamos con ingenieros de pista, una forma fácil de detectar rectas ocultas es dar unas vueltas y ver la repetición desde la cámara exterior, de esta manera tendrás una visión más clara de lo que haces desde que sales de una curva y entras en la siguiente.

Imagina que te cobraran dinero por girar el volante; pilota con esa idea en mente porque, aunque en realidad no te cobran dinero, sí que te cobran en tiempo por vuelta.

 

Hasta aquí mi aportación sobre rectas; si tenéis cualquier duda o sugerencia, no dudéis en lanzarla.

¡Saludos y nos vemos en las siguientes entregas!

4 Comments

  1. Turu

    El tema es ir lo mas recto posible, en toooodo el circuito… 

  2. Parece una tontería pero ahí están las décimas que te pueden salvar el culo. A ver si lo pongo en practica.

  3. Respondido por: udeParece una tontería pero ahí están las décimas que te pueden salvar el culo. A ver si lo pongo en practica.

    Además, la cuestión del asunto es que suele ser algo que hacemos sin darnos cuenta, por esto es muy interesante analizar nuestras repeticiones desde otros ángulos.pd: disculpa que se haya perdido el primero comentario que hiciste cuando subí la primera vez el artículo, tuvimos algún problema y no hubo más remedio que borrar el artículo de nuevo y publicarlo desde cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *