Saludos hijos de los parciales en morado; continuemos analizando lo que iniciamos en el pasado artículo sobre curvas. Concretamente retomamos por las curvas irregulares:

 

> Irregular de vértice atrasado: Mucho ojo porque la cosa se nos complica un poco y quizá sea el tipo de curva en el que más tiempo he visto perder a más gente.

En esta ocasión el ataque al vértice se hará finalizando la curva, de manera que debemos aguantar la tentación de cerrarnos hasta que sea el momento oportuno.

Es fundamental que detectes cuál es el vértice, ya que si no estarás abocado a una pérdida constante de tiempo. Una forma sencilla de detectarlo es igual que propuse con las rectas ocultas (poner la cámara desde arriba y ver el trazado por dónde se cierra), pero también se puede sentir fácil pilotando ya que es un punto en el que, si no lo haces bien, la inercia te escupe directamente hacia fuera; de ahí que tengas que esperar al momento adecuado para cerrarte.

Al alejarse el vértice de la zona en la que frenamos, en ocasiones nos encontraremos con que el trazado no nos deja frenar rectos. Ponte en situación; vamos girando en una curva rápida y de repente ésta se cierra en su final, nosotros frenamos pero a la vez seguimos girando, ¿resultado? una salida de pista o una frenada desastrosa en el mejor de los casos.

En el apartado de la frenada vimos cómo había que afrontar una frenada en apoyo, ahora vamos a ver más afondo cómo negociar este tipo de curvas para que sus efectos nos afecten lo mínimo posible limitando los metros de frenada en apoyo. Para esto tomaremos una de las curvas de la última imagen:

Para estudiarla, vamos cuál sería la trazada que ejecutarían la mayoría de pilotos por intuición:

· Caso 1: la que haría un principiante que, como puedes ver, no ha localizado el vértice de la curva. A raíz de esto, se encontrará con que según vaya terminando la curva le costará más y más mantenerse en trazada, retrasándose mucho la fase de tracción e incluso acabando fuera de pista si no levanta el pie.

· Caso 2: aquí ya estamos ante un piloto más rápido, cuya trazada no está mal ya que ha localizado perfectamente el vértice y su salida será buena. No obstante considero que la trazada falla en dos cosas: lo primero es que el piloto va recorriendo más metros de los necesarios para llegar al punto de frenada, ya que va dibujando la curva por el exterior (lo cual sería la trazada natural en cualquier curva, pero no en esta ocasión) cuando perfectamente puede trazar una recta hasta la frenada; y luego como segundo fallo, a consecuencia del anterior, está el problema de que al ir cerca del exterior nos veremos obligados a frenar totalmente en apoyo, debiendo alargar la frenada y sin apenas margen de error al ir cerca del borde.

Yo te propongo lo siguiente:

Venimos acelerando a fondo en recto (o casi) directos hacia el punto de frenada, trazando menos metros y a más velocidad que en el anterior caso 2 (la zona rayada en negro no nos sirve para nada). Iniciamos la frenada (línea roja) prácticamente en recto sin apoyo, con lo que frenaremos en menos metros y con más seguridad. Al soltar el freno iniciamos la fase de tracción (línea amarilla) a la vez que cerramos fuerte la dirección y nos vamos a buscar el vértice. Finalmente vamos abriendo la dirección a medida que ganamos velocidad y realizamos una salida perfecta.

Básicamente se trata de buscar el punto de frenada, ir rectos hacia él, y desde ahí empezar la tracción buscando el vértice.

 

> Multivértice: como último tipo de curvas irregulares tenemos las multivértice que como puedes deducir se forman de dos o más vértices, por lo que suelen tratarse de las curvas más complejas de trazar, admitiendo normalmente varias trazadas correctas a la vez (aunque en realidad siempre habrá una óptima según la velocidad, el coche y el punto de entrada que haga el piloto; lo mejor es ser suaves y sentir la inercia). En realidad no se sabe cuándo se trata de una curva multivértice o varias curvas enlazadas, aunque clasificarla de un modo u otro tampoco es algo relevante.

Precisamente la anterior curva que hemos estudiado, podría calificarse de curva multivértice:

Otros ejemplos podrían ser:

Ésta última que he repetido 4 veces es la impresionante curva 8 del circuito de Istanbul Park (Turquía), en la cual hay hasta cuatro vértices según la trazada que se haga.

El buen observador se habrá dado cuenta que en las cuatro trazadas marcadas de ejemplo de esta curva, en todas ellas hay un vértice que se repite y no es por casualidad; y es que el último de los cuatro, debe atacarse sí o sí para asegurarnos la salida más limpia posible de cara a la recta posterior.

Esto debes tenerlo en cuenta siempre que estudies una trazada en la que tras la curva hay una recta; si hay que sacrificar alguna parte, será la entrada de la curva, pero no la salida ya que si lo haces arruinarás la velocidad punta en la recta, y ésta tiene más importancia en el tiempo de la vuelta.

 

Para que disfrutéis de esta curva, os dejo el siguiente vídeo:

Puede verse en el minuto 1:25 pero aconsejo encarecidamente ver todo el vídeo.

 

Hasta aquí con las curvas regulares e irregulares.

¡Saludos!

Etiquetas:

5 Comments

  1. Fantásticas explicaciones Franky!!!
    Gran trabajo tío!!

  2. Fantástico artículo, repasaré también el de las frenadas, tengo mucho que mejorar

  3. Turu

    Kobayashi Seal Approved.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *