El mes de Marzo llegaba con mucha actividad en el horizonte para el World of SimRacing Team, con una carrera mínimo cada semana, llegando incluso a coincidir hasta tres en las diferentes secciones.

La primera parada sería el Circuito de las Américas para la primera prueba de la Liga Nacional de Escuderías, en donde se iban a encontrar los tres grupos de la misma división para sumar así más de 50 coches de la categoría GTE en pista, un auténtico desafío. Para la ocasión se presentaban Juan Prieto y Andrés Quintana a bordo del Ferrari 488 GTE, que lucía con el diseño de Jonathan Díaz de manera incomparable en tierras americanas.

Quintana sería el encargado de realizar la clasificación, que si bien acababa la sesión no muy satisfecho con su crono, colocaba el F488 #36 en séptima posición, un buen punto de partida en la parta alta de la tabla para que su compañero, Prieto, comenzase con los 80 minutos planificados de carrera con buenas expectativas.

La preparación de la carrera había sido realmente buena, y los resultados del reciente acuerdo de colaboración con Oriol Race Engineering no se hacían esperar: Juan salvaba el inicio de la prueba tras la salida lanzada sin mayores percances, y pronto su ritmo comenzaba a cobrarse víctimas. Tras las primeras cinco vueltas ya era quinto, y comenzaba a acercarse considerablemente a la cuarta plaza.

Sin embargo, el adelantamiento no iba a ser tarea fácil, y tras varios intentos fallidos en los que cobraba varios off-track, Prieto prefería pasar a una actitud más conservadora, y se colocaba paciente a la zaga del Ferrari de MSRT. La espera merecía la pena, y tras veinte minutos de carrera, Juan tomaba el interior en la frenada de la curva 1, y ganaba una plaza para empezar ya a apuntar a las posiciones de podium.

Así llegaba el cambio de piloto a falta de media hora, y tomaba los mandos del coche del World of SimRacing Team Andrés Quintana, que salía a 1.7 segundos del tercer clasificado. Comenzaba el ataque, y los doblados jugarían un papel fundamental. Andrés gestionaba bien los tiempos, y se acercaba a Xavi Clock, materializando el acoso a falta de 15 minutos para el final apurando la frenada, y colocándose en posición de podium tras la curva 1.

Sin embargo la tensión no acabaría aquí, el tráfico era intenso y Quintana no conseguía distanciarse de su perseguidor, y a falta de cinco vueltas para el final, una lucha de dos doblados le hacía ralentizar la marcha, siendo alcanzado por detrás por el piloto de Champs, con lo que se anotaba un x4 y alcanzaba el máximo de incidentes permitidos en la prueba, finalizando así, fuera de carrera, una actuación brillante de los pilotos del WOSR Team.

Pero todo pasa, y así llegábamos al Darlington Raceway con ansias de redención en el #MGTOval. En esta ocasión, Iván Fernández se encontraba solo ante el peligro, al no poder llevar el otro coche a la segunda cita del mes en tierras americanas. Y vaya si había ganas, Iograba una gran vuelta de calificación, y ponía su Chevrolet en séptima posición, justo delante del escuadrón de Euphoria liderado por el multicampeón Agustín Canapino.

Se completaba un cuarto de la carrera tras una salida limpia sin mayores sobresaltos, y Fernández, con gran ritmo, mantenía cómodamente su séptima posición a la espera del paso de las vueltas. Salía entonces la primera amarilla, que invitaba a los pilotos a pasar por box a cambiar sus neumáticos, considerablemente desgastados ya. Era entonces cuando Iván cometía un error y se pasaba su box, teniendo que volver a entrar al pitlane en la siguiente vuelta, perdiendo en el reingreso 11 posiciones.

Comenzaba entonces el espectáculo, en un margen de diez vueltas hacía valer su ritmo recuperando 5 posiciones, hasta llegar a una nueva amarilla que coincidía con el ecuador de la carrera. Y ya en el relanzamiento, se encontraba dentro del top 10. Pero no iba a acabar así, el de World of SimRacing se mostraba muy combativo y acaparaba todos los focos en lo que serían unos giros memorables, primero caía F.García, luego Horta, para dos más tarde, dar buena cuenta de Roque García. Apuntaba entonces hacia el top 5. Dos segundos por delante estaba Araujo, que formaba trío con Del Río y Soto, en lo que ya parecía una misión imposible de alcanzar, por el momento…Fernández se acercaba, se acercaba tanto que llegaba a contactar, y se enganchaba a lo que ahora era un cuarteto. Araujo atacaba a Del Río, conseguía adelantarle, e instantáneamente el #33 hacía lo mismo. Estaba on fire. 

 

A falta de 20, se realizaban las primera paradas en verde, Iván realizaba la suya, sin tomar riesgos, y se reincorporaba en decimoquinta posición, ya que muchos pilotos iban a jugar sus cartas a retrasar lo máximo posible rezando por una bandera amarilla. A falta de 13 este deseo se hacía realidad, y salía una amarilla. La parrilla se volvía a reorganizar y partiríamos entonces, desde la novena posición, con diez vueltas por delante.

Pero tras una carrera estelar, el del WOSR Team no iba a dejar que esto terminase así, y ya en la primera vuelta daba buena cuenta de García de Campos Racing, luego a Fernando García, y ya pasaba a atacar de nuevo el top 5, con Pablo Araujo y David del Rio luchando de manera agresiva, llegando a tocarse, teniendo el #33 que pasar por el medio de ambos llegando a perder el control y recuperándolo de nuevo, para acabar en una meritoria posición final.

Con el buen sabor de boca, volvía el equipo a territorio europeo, para afrontar las 8 horas de Silverstone en el Virtual Endurance Championship. Dos Corvette C7R salían a pista para realizar la sesión de clasificación, el #151 con Jose Berenguer y el #155 de Eduardo del Rincón como encargados de establecer un buen lugar en la parrilla de salida para el equipo. No salían mal las cosas y Berenguer se hacía con la Pole Position con una magnífica vuelta, medio segundo delante de su inmediato perseguidor. Del Rincón tenía algunos problemas y conseguía sin embargo, meter su coche dentro del Top 10, novena posición para el Riojano.

Comenzaba entonces la carrera, y Berenguer mandaba con mano de hierro gracias a un ritmo vertiginoso, tan solo el coche de SimTech Motorsport parecía mantenerse cerca, aún así, las décimas caían vuelta a vuelta. Por su parte, Eduardo realizaba una gran salida, ya ganaba dos posiciones de inicio, y se reivindicaba en pista con un gran ritmo que hacía captar el foco de las cámaras, protagonizando un show de adelantamientos que le llevaba hasta el Top 5 de la prueba.

Todo no iba ser coser y cantar, y tras la primera parada de ambos, Berenguer tenía un toque con un prototipo que le hacía perder el liderato, dañando la aerodinámica del Corvette C7R causando la pérdida de alguna décima por vuelta. Sin embargo, el ritmo del piloto del World of SimRacing Team era demoledor, y volvía a acercarse a la primera posición, a la espera de la siguiente parada en boxes. Y así era, el ahora líder paraba en boxes, mucho antes que nuestros pilotos del Corvette lo hicieran, situación que aprovechaban para hacer valer su estrategia.

Llegaban entonces las paradas para los nuestros, con el relevo de Adrián Subiela en el #151 y David Hoyo en el #155. Subiela ya se incorporaba a pista con el liderato de la prueba recuperado, mientras que Hoyo mantenía el otro C7R en el Top 5 tras la salida.

El gallego del WOSR Team mostraba un ritmo casi calcado al de su compañero, y finalizando ya su primer stint, fabricaba ya un colchón de distancia sobre el segundo que superaba el minuto. Al mismo tiempo que David comenzaba a marcar tiempos dispares en cada vuelta, sufriendo considerables problemas de sobrecalentamiento en sus ruedas traseras, situación que desembocaba en el abandono del de Laredo tras un fuerte impacto contra las protecciones a la salida de la última curva.

Para el consuelo del Equipo Junior, el coche #151 gobernaba la carrera a su antojo, y Subiela entraba a realizar su segunda parada con un nuevo cambio de piloto, con una vuelta de ventaja. Volvía al coche Jose Berenguer, al cual de nuevo, le acompañaba el ritmo pero no la suerte: en la primera parte de su nuevo stint era golpeado por un prototipo en una maniobra de doblaje, dañando de manera notoria la dirección del Corvette.

Dicen que los grandes equipos, los grandes pilotos, se crecen ante las adversidades, y así fue. Los de World of SimRacing tiraban de oficio e inteligencia, y se aprovechaban de la estrategia para no solo conservar la distancia, sino seguir aumentándola, hasta entregar el coche de nuevo a Subiela con dos vueltas de colchón.

Adrián sería el encargado de llevar el coche a casa, y así lo hizo, gestionando a su favor incluso una situación de riesgo tras un pequeño chaparrón, para alcanzar la ventaja de tres vueltas que sería definitiva, cosechando así una victoria aplastante en Silverstone. Realmente brillante.

El equipo pasaba página, pero no viajaba mucho, en realidad se quedaba en tierras inglesas, a menos de 200 km de Silverstone, concretamente en Brands Hatch para disputar la quinta prueba del #MGTOval, dónde Andrés Quintana e Iván Fernández trataría de seguir con la buena racha del colectivo.

Conocedores de que la sesión de clasificación no iba ser su mejor momento, pues los Chevrolet de ambos no eran por mucho los más rápidos a una vuelta, sin embargo esperaban su momento más tarde, con reglajes especialmente dirigido a mantener un buen ritmo de carrera y paliar el alto desgaste en el circuito de Kent.

Confirmando dichas sensaciones, finalizaban la Qualy con un 17º puesto para Fernández y un 23º para Quintana. Ahora llegaría su momento.

Pero la suerte va por barrios y lamentablemente, la nuestra se había vuelto a ir. Antes incluso de pasar por línea de meta, los dos pilotos del World of SimRacing Team se veían envueltos en un accidente múltiple causado por un piloto que perdía la parte trasera de su coche en los primeros instantes de bandera verde, viendo sus coches gravemente dañados y con ello su carrera totalmente comprometida.

Poco que contar en carrera, ambos trataron de llevar sus coches – o lo que quedaba de ellos – a meta dignificando la competición y el nombre del equipo, finalizando en 21º y 22º puesto.

Tocaba pasar página, para cambiar de país y de continente. El lugar elegido para la segunda prueba de la Liga Nacional de Escuderías era Watkins Glen. El WOSR Team llevaba dos de sus Skip Barber a territorio Neoyorkino, con Iker Estefanía e Iván Fernández como encargados de sumar los primeros, ansiados y merecidos puntos para el campeonato.

La clasificación no fue para nada mal, con los dos pilotos colocándose en segunda línea, un buen punto de partida para iniciar la prueba.

Y así se encendía el semáforo verde, con una salida totalmente limpia para los nuestros, que tras las primeras vueltas formaban un cuarteto en cabeza junto a Gil y Aguilera, lo cual parecía una situación perfecta para el devenir de la carrera, lejos de posibles batallas en pelotón y sus consiguientes riesgos.

Sin embargo, los dos de cabeza comenzaban una lucha que ralentizaba el ritmo de cabeza, y posibilitaba que un grupo de otros cuatro pilotos se enganchase a Fernández, que contemplaba paciente y tranquilo hasta ese momento la carrera. La tranquilidad se acabó entonces, y comenzaban las hostilidades, que como indicábamos anteriormente suelen traer problemas. Y así fue, inmediatamente detrás de los chicos del WOSR Team – por suerte-, se provocaba el primer accidente, restando dos pilotos al pelotón de cabeza.

Pero la batalla no finalizaba ahí, el grupo seguía en plena lucha, lo cual además de peligroso, ralentizaba el ritmo y se observaba como empezaban a acercarse más coches. Momento en el cual el muro decide meter a ambos pilotos a box, limpiarles el tráfico y evitarles cualquier situación de riesgo.

Estrategia que daba sus frutos, Iker e Iván rodaban juntos en plena colaboración, recuperando posiciones a marchas forzadas mientras esperaban a que se confirmase su acierto tras la parada de todos los coches. Pero aparecía entonces un invitado inesperado, que en una estrategia similar se incorporaba al dúo de los de World of SimRacing, y en una competitividad mal entendida, en lugar de entablar colaboración para seguir arañando los segundos necesarios que darían el pase a la batalla por la victoria final, entablaba una lucha que poco beneficiaba a ninguno de ellos.

Batalla que acababa de manera desastrosa, con Iker Estefanía tocándose con Barreira y saliendo despedido de la chicane hacia los muros del circuito, viéndose obligado a abandonar. De nuevo otro coche en blanco. Vista la situación, Fernández actuaba de manera inteligente, y a pesar de ser algo más rápido, dejaba pasar al piloto de MSS para que tirase sin obstáculos.

Decisión que daba sus resultados, y tras pasar todos los coches por Box, si bien no alcanzaban la primera plaza debido al tiempo perdido en los primeros compases del stint, eran segundo y tercero destacados. Sin embargo, el cuarto y quinto clasificado venían colaborando por detrás, restando décima a décima. Entonces Fernández pasaba a dar el relevo a Barreira, que una vez más no comprendía la situación, y entablaba batalla, facilitando aún más la llega de los perseguidores, que pronto establecían contacto y formaban ya, un cuarteto.

Iván volvía de nuevo a una inteligente actitud contemplativa, el abandono no era una opción, y solo se mostraba en la última vuelta para finalizar en 4ª posición, y llevar los primeros puntos al casillero del WOSR Team.

Aún en Estados Unidos, abandonábamos New York para dirigirnos a Pensilvania para la última carrera del #MGTOval. Llegábamos al Pocono Raceway con novedades, y es que a la presencia de Andrés Quintana e Iván Fernández, anunciábamos la incorporación de Kevin Adam, piloto que nos ayudaría a subir el nivel en el apartado oval. A la pareja de Chevrolets se le incorporaba un Ford, Andrés y Kevin partirían desde la 12ª15ª posición respectivamente, mientras que Iván no cuajaba una buena vuelta y se iba a la 31ª. Pero sin duda, carrera larga la que quedaba por delante.

Se daba la bandera verde y pronto, tanto como en la vuelta 1, ya teníamos los primeros incidentes, hasta tres banderas amarillas se vieron en las primeras 15 vueltas. Gracias a un poco de suerte, y otro poco de habilidad, los pilotos de World of SimRacing conseguían sortear los riesgos sin daño alguno, llegando incluso Andrés a acaparar los focos, realizando una gran maniobra para el recuerdo tras recibir un toque que desestabilizaba por completo su coche y conseguía recuperarlo gracias a un sensacional contravolante.

El primer paso por boxes no beneficiaba mucho a los nuestros, cayendo Adam hasta la 12ª plaza cuando previamente ya rodaba en el Top 10, mientras que Quintana era 19º y Fernández 23º. Recién pasado el ecuador de la prueba, Fernández comenzaba a ser doblado. Sin duda no estaba siendo un final de campeonato agradable para el, a pesar de haber mostrado en cada prueba un ritmo y consistencia reseñables.

No era su último mal trago, pues perdía la trasera de su coche en la salida de la curva 3, y justo cuando parecía que podía recuperarlo, Sánchez no podía hacer nada para evitarlo y se lo llevaba completamente puesto, dando lugar a una nueva amarilla y con ello un nuevo paso por box a cambiar gomas. Curiosamente, las paradas no volvía a favorecer a los del WOSR Team, y Kevin Adam volvía a caer a la 12ª plaza mientras que Andrés Quintana se quedaba 23º con el coche tocado en la dirección. Iván ya trataba de simplemente de llegar a meta, en 30º puesto con su Chevrolet seriamente dañado.

A falta de 15 vueltas para el final, la mayoría de los pilotos realizaban la primera parada del día en verde, mientras que algunos estiraban su stint con la esperanza de una nueva amarilla. Su fe se veía recompensada con el accidente de Ángel Fernández. El grupo de cabeza aguardaba en pista, para no perder sus posiciones de privilegio. Sin embargo, los nuestros buscaban una alternativa para darle un vuelco a la clasificación, y entraban a box a poner neumáticos nuevos que les darían una notoria superioridad para las últimas seis vueltas, a costa de perder ahora las posiciones. Estrategia arriesgada, que tendría las patitas muy cortas de salir una nueva amarilla, pero que de salir bien podría acabar con sorpresas…

Poco duraría la incertidumbre, en la misma resalida se provocaba un accidente múltiple que daba al traste con la carrera, que tal cual estaba finalizaría bajo el control del Pace Car. 19º Kevin Adam, 24º Andrés Quintana y 25º Iván Fernández. 6ª, 20ª y 13ª plaza respectivamente para los del WOSR Team, que si bien no acabaron como quisieran la última cita del campeonato, mostraron un gran nivel a lo largo de el, con actuaciones verdaderamente destacables.

Con la resaca de la última carrera, se montaban todos en el avión rumbo a Japón, a disputar las 6 Horas de Suzuka de SimRacing France. Dos prototipos llegaban a territorio nipón, la Oreca Nissan #151 de Daniel Jim, Marco Antonio Rodríguez y Álvaro Martínez, y la #155 de Javier Casares, Eduardo del Rincón y Carlos Pons.

Los encargados de realizar la sesión clasificatoria eran Jim y Casares, que posicionaban sus coches en 6ª y 14ª posición de parrilla, lugares comprometidos en mitad de la tabla que habría que gestionar con cabeza para salir airosos para no comprometer una carrera de 6 horas.

Salida limpia para los nuestros, con Jim mostrando un buen ritmo y ganando dos posiciones, mientras que Casares se mostraba totalmente desatado y buscaba una víctima tras otra, en una remontada épica en los primeros compases. Así llegábamos a la primera parada, con ella la primera decepción, Daniel Jim quemaba su motor a la salida de la calle de boxes, tras sufrir un sobrecalentamiento mientras realizaba el pertinente cambio de neumáticos y respostaje. Hasta aquí la aventura del #151.

Por su parte, el #155 se continuaba en carrera. Tras adelantar su primera parada, Javier volvía a pista y de nuevo mostraba un gran ritmo en el que se apoyaba para ascender a la séptima posición. Pronto comenzaba a notar el alto desgaste de sus neumáticos delanteros, necesitando de nuevo adelantar su parada lo que significaría una para extra en la planificación total de la carrera.

Entraba entonces en acción Carlos Pons, para coger el relevo de la Oreca Nissan. Consecuencia de la modificación estratégica, el #155 se veía envuelto en tráfico mientras caía la noche en Suzuka, lo cual significaba un coste de tiempo importante respecto al pelotón de cabeza, que a la postre acabaría desembocando en la primera vuelta perdida con el líder.

De cambios iba el tema, llegando incluso a cambiar la alineación y Marco Antonio Rodríguez tomaba el control del coche en lugar de Eduardo del Rincón. El madrileño se subía al coche y a primeras de cambio ya demostraba que era el piloto más rápido en pista. Fruto de su excelente estado de forma, las posiciones comenzaban a caer como manzanas maduras. Las vueltas pasaban, y Marco llenaba el cesto, alcanzando a falta de una hora para la conclusión la 4ª plaza.

Sin embargo la parada extra que anteriormente comentabamos, iba a costarle un puesto al World of SimRacing Team, que con Javier Casares de nuevo en carrera, finalizaba las seis horas de Suzuka en una dignísima 5ª posición.

El mes se acabaría con la nota dominante de Marzo, el Oval. Kevin Adam se enfrentaba a una nueva cita de la European NASCAR en el circuito de Martinsville. Sexto puesto en parrilla para afrontar una carrera a 300 vueltas en el ratonero circuito de Virginia.

Sin grandes novedades hasta la vuelta 40, dónde se veía la primera amarilla y con ella el primer paso por boxes. En esta ocasión, se reincorporaba tras el Pace Car en 4ª posición, habiendo ganado en la maniobra dos puestos. Se relanzaba la carrera y comenzaba una lucha puerta con puerta con Roman Nosek, que si bien parecía tener un pelo menos de ritmo, no daba su brazo a torcer y defendía con fiereza el tercer lugar.

Comenzaban a llegar los doblados, aprovecharlos iba a ser fundamental para aspirar a más. Sin embargo, de esta situación y la lucha anteriormente mencionada se aprovechaba Michael Schneider que adelantaba a los dos de una tacada, relegando a Kevin a la quinta plaza.

Vuelta 164 para un nuevo paso por boxes aprovechando la segunda bandera amarilla, y recuperando con ello el 4º puesto. La lucha con Nosek, de nuevo en liza.

Así discurría la carrera, hasta un nuevo accidente a falta de 60 vueltas en cabeza, dónde Kevin se veía envuelto y tocaba su coche. Otro baile de posiciones en boxes, que en este caso, junto al accidente, perjudicaban a Kevin, cayendo hasta el octavo lugar. Hacía valer entonces su ritmo, y comenzaba a realizar adelantamientos hasta alcanzar el Top 5, dónde se encontraba a su némesis en Martinsville.

Roman Nosek era un muro, y paraba el ritmo de Adam, incapacitándole para aspirar a una posible victoria. Una última amarilla abría una posibilidad, con una sola vuelta en verde para el final, pero Nosek hacía valer su predominante línea interior y  el del World of SimRacing se tenía que confirmar con un valioso Top 5 que le sirve para seguir líder del campeonato.

6 Comments

  1. Un gran mes, poco a poco equipo!!

  2. Buen mes y mejor crónica

  3. Si , se nota que el WOSR Team esta trabajando bien , y van llegando los resultados , animo chavalessss!!!!!!

  4. Ole, muy buena cronica y gran mes de carreras y resultados poco a poco vamos sumando

  5. si apesar de no leermela toda , por las fotos parece que esta muy bien jejejejeje .
    Los resultados hablan por si mismos .

  6. Gran mes con grandes resultados, a seguir creciendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *