Hola pilot@s; hoy vamos a empezar a analizar y ver cómo sería un de las cosas que debemos dominar para ser rápidos y constantes: la fase de tracción.

Cuando hablamos de tracción en pilotaje, nos referimos a la situación en la que las ruedas motrices luchan contra la pista para hacer que el vehículo acelere. Al igual que en la frenada, la tracción supone una situación de estrés para las ruedas en la que buscaremos estar lo más cerca posible de la situación óptima de grip.

Ya en los artículos dedicados a la frenada, hacíamos referencia a que en cuanto la rueda no gira acompasada a la pista, ésta pierde casi todo su grip y derrapa; en la tracción ocurre exactamente lo mismo.

En curvas rápidas y/o con coches de escasa potencia, esta fase no presenta ningún problema puesto que solo hay que hundir el acelerador; pero cuando no se dan estas circunstancias, un buen piloto destaca por su forma de acelerar. Para ello vamos a analizar dos tipos de errores y tomando como base un coche de propulsión trasera.

 

Error 1: el piloto impaciente

A todos nos ha pasado; vamos dándolo todo y en ese afán de realizar una tracción perfecta nos patinan las ruedas motrices y obtenemos un sobreviraje que provocará:

  • Pérdida de tracción; automáticamente habremos perdido tiempo en esa curva.
  • Desgaste agudo del tren motriz; quizá una “sobretracción” no perjudique nuestra estrategia, pero si vamos deslizando las ruedas constantemente, aunque sea poco, con el paso de las vueltas habrá diferencias de desgaste importantes entre pilotos con un mismo setup.
  • Probable descontrol; una vez perdemos el tren trasero, nos encontramos en una situación crítica en la que podemos acabar con el coche fuera de pista. Además cabe señalar que en el simracing contamos con muy poca información (respecto a la conducción real) y por tanto hay que tener muy buenas manos para salvar ciertas situaciones.

En cualquier caso esto pasa hasta en las mejores familias, lo cual se acentúa por condiciones como pueden ser una bajada del grip de la pista, un desgaste excesivo de los neumáticos o bien el salir a pista con un mal setup.

 

Error 2: el piloto paciente

Al otro lado tenemos el piloto que tarda una eternidad en dar gas. Esto provoca que se pase buena parte de una curva dejando que el coche se mueva por su inercia (retenido por el freno motor) lo cual resulta en:

  • Tracción mucho más tardía; desarrollarás velocidades puntas lentas.
  • Paso por curva mucho más lento; al intervenir el freno motor, tus gomas lucharán por frenar el vehículo, evitando que las ruedas giren libremente y provocando a su vez que tu coche quiera irse hacia el exterior.
  • Mayor desgaste; no tendrás un desgaste tan agudo como en el caso del error 1, pero sí que con el paso de las vueltas consumirás más gomas de lo normal por el efecto del freno motor.
  • Mayor inestabilidad; de nuevo por el freno motor, esa lucha constante entre ruedas que quieren irse hacia el exterior, y ruedas que quieren seguir tomando la curva, hará que te sientas mucho más inseguro de cara a mantener una trazada correcta y constante.

 

Seguimos en la próxima entrega.

¡Saludos!

Un comentario

  1. Yo, como soy muy avaricioso, en cada curva elijo uno 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *