Tras nueve citas del campeonato, se llegaba al lugar idóneo para celebrar la cita final de la Mercedes-AMG eRacing Competition,  al circuito de Hockenheim. Dieciocho simuladores colocados en el hospitality Mercedes-AMG estaban listos para arrancar los turismos en Race Room. Numerosas personalidades paseaban entre los cockpits, desde leyendas del DTM como Klaus Ludwig y Bernd Schneider hasta el tetracampeón del mundo de F1 Sebastian Vettel. Sin embargo, ese viernes era el momento de nuevas figuras del volante:

Obviamente, los seis eRacers más rápidos estuvieron presentes: Jack Keithley dominó la temporada, pero el vigente campeón Tim Heinemann y el experimentado Julian Kunze  iban a mostrarse fuertes en el live events, como siempre. Sin olvidarse de Kevin Siggy Rebernak, Jaroslav Honzik y Florian Hasse, tres debutantes que iban a dejarse la piel por los premios AMG Driving Experience.

Jack Keithley impresionó a los asistentes a la carrera, pero no iba a ser su día de suerte.

Seis pilotos más procedentes de la Gamesworld Rookie Competition, aspiraban a un taxi ride en un DTM real.  Daniel Schön, Moritz Löhner, Markus Schönfelder, Philip Matzick, Sascha Gemeinhardt y Sergij Frühauf se unían a la parrilla, iban a librar su propia batalla por la victoria entre los “rookie”, pero desde luego, no iban a renunciar a las posiciones de honor en la clasificación absoluta.

Los Gamesworld Rookies fueron competitivos desde el inicio.

Por último, los pilotos DTM estaban preparados también. Lucas Auer ya había probado su habilidad durante el campeonato online, pero Edoardo Mortara y Robert Wickens dejaban también buenas sensaciones en la sesión de práctica previa. Gary Paffett, Paul di Resta y Maro Engel sufrían sin embargo, problemas de adaptación al simulador, aún así, librarían batalla con algunos de los Rookie de la Gamesworld.

Gary Paffett se lo estaba padando bien.

Sobre cien personas presenciaban la carrera en directo en el hospitality, mientras que unos centenares seguían la retransmisión online. El presentador de la TV alemana Thore Schölermann fue el narrador de la carrera, acompañado en los comentarios por la voz inglesa del DTM Dave Richardson, y el comentarista habitual de las carreras de Race Room Robert Wiesenmüller. 30 minutos de práctica, 10 minutos de qualifying y 20 minutos de carrera, la capacidad de adaptarse sería la clave.

Los simuladores estaban listos.

En qualifying, Tim Heinemann se adaptaba rápidamente a las nuevas circunstancias y establecía la pole position. Pero Jack Keithley se mantenía firme, solo una décima por detrás. Julian Kunze estuvo tercero durante toda la sesión, incluso con mejores sectores individuales que Heinemann, pero justo al final, Kevin Siggy Rebernak le arrebataba la tercera plaza. Florian Hasse era quinto, Moritz Löhner sexto, Jaroslav Honzik séptimo. Sascha Gemeinhardt era octavo, por delante de los dos pilotos DTM, Robert Wickens y Edoardo Mortara.

Moritz Löhner y Robert Wickens – un eRacer y un piloto DTM, ambos en el top 10.

Heinemann realizaba una buena salida, mientras que Keithley era adelantado por Rebernak en la primera curva. Sin embargo el Inglés se recuperaba y establecía un ritmo impresionante. Tras el trío de cabeza, Kunze perdía posiciones tras un toque con Honzik. Florian Hasse y Moritz Löhner cobraban las bajas y luchaban por la cuarta plaza. Robert Wickens era el primero de los pilotos reales manteniendo el Top 10.

Tim Heinemann tras el volante: concentración absoluta.

Keithley trataba de pasar a Rebernak rápidamente para tratar de dar caza a Heinemann. En la vuelta 5, Heinemann perdía completamente la línea en el primer sector, Keithley y Rebernak se acercaron y trataron de adelantarle en la horquilla, y hubo contacto. Keithley fue el más perjudicado, trompeando y llevándose daños en el coche, Rebernak tomaba el liderato. En este punto, se vislumbraban dos batallas: Heinemann y Rebernak por la victoria, mientras que Hasse y Löhner pelearían por el podium.

Kevin Siggy Rebernak protegía sus manos, pero se quitó los guantes para la carrera.

Heinemann retomaba el liderato más tarde en la horquilla, la carrera parecía que iba a ser cuestión de aprovechar de manera inteligente el DRS. Rebernak seantuvo paciente detrás, hasta que a falta de dos vueltas adelantaba a Heinemann en la recta de atrás. Lo cual significaba que Heinemann tendría DRS en la última vuelta, y el alemán no desaprovechó la oportunidad retomando el liderato en el primer sector. Heinemann ganaba la carrera y el título, seguido de Kevin Siggy Rebernak y Moritz Löhner, quien también vencía la Gamesworld Rookie Competition. Florian Hasse era cuarto, siendo el último piloto en conseguir la AMG Driving Experience. Honzik terminaba quinto por delante de Julian Kunze y Jack Keithley, quién establecía la vuelta rápida de carrera. Markus Schönfelder finalizaba octavo ganandole la partida a ambos pilotos DTM, Robert Wickens y Lucas Auer.

Kevin Siggy Rebernak, Tim Heinemann y Florian Hasse se estrechaban la mano tras la carrera.

Concluye así la temporada 2017 de la Mercedes-AMG Motorsport eRacing Competition. El SimRacing auténtico sigue acercándose al motorsport real, buena noticia para todos. Esperemos que haya temporada 2018…

4 Comments

  1. Fue una carrera bastante emocionantes.

  2. Turu

    Bastante buena impresión me queda del DTM del Race Room…

  3. Parece que se lo han montado muy bien.

  4. tengo ganas de ver que tal va raceroom hablan muy bien el sonido dicen que es la bomba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *