No falla, semáforo en verde, salimos, vamos cogiendo rebufos y buscando el interior de la curva para ganar ya directamente la carrera, apuramos la frenada y… ¿resultado? PUMM pleno a los bolos con múltiples víctimas. ¿Habrá alguien compitiendo en simracing que no le suene esta situación? Personalmente lo dudo.

Las salidas son bien conocidas por su espectacularidad en el deporte del motor, donde se respira tensión por todos lados, siendo además el sitio más probable en que podamos ganar muchas posiciones o podamos dañar nuestro coche o quedar directamente fuera de carrera.

 

El gran problema

El problema principal es que la inmensa mayoría de participantes no tienen en cuenta lo siguiente: una salida espectacular no te hará ganar la carrera, pero jugártela en cada salida sí hará que te quedes KO en muchas ocasiones.

Tenga el nivel que tenga, todo piloto debe anteponer su «seguridad» (y la del resto) frente a intentar milagros que rara vez saldrán bien. Evidentemente en el simracing no corre peligro nuestra integridad física, pero si alguien se compra un volante y entra en este mundo supongo que será porque pretende correr, competir y pasar un buen rato, y no tiene mucho sentido acabar muchas de las carreras en la primera frenada (acabando además con las carreras de los otros compañeros de parrilla).

Además, si realmente somos competitivos, debemos interiorizar que no necesitamos una gran salida, que seremos capaces de hacer una gran carrera aunque no salgamos bien.

Pero en cualquier caso y sobre todo cuanto más principiante sea uno, más debe centrarse en que su mayor éxito será sobrevivir a la salida; si luego puede ganar alguna posición mejor, pero primero debemos ser realmente buenos en no provocar incidentes y no vernos involucrados en ellos.

 

¿Cómo?

Vamos a repasar los puntos que considero más importantes para ser un buen superviviente de salidas:

> Control de la máquina; jamás deberíamos estar en una parrilla si no sabemos a ciencia cierta que controlamos la salida con el vehículo usado. Sobre todo con coches muy potentes y sin ayudas, deberemos tener un buena manejo del embrague, marchas y acelerador.

Si usamos una pedalera con embrague, tan solo debemos entrenar la combinación de gas-embrague. Y si no tenemos embrague, podremos hacer dos cosas:

  • Usar un botón/tecla; para este caso deberemos ajustar la sensibilidad para que al soltar el embrague, éste vuelva a su posición de forma más lenta.
  • Salir directamente sin embrague, bien engranando la primera marcha al dar la salida o bien con la primera ya metida.

Además de esto, si las condiciones de grip son muy malas y/o el coche es demasiado potente, sería interesante valorar el ajuste de una primera marcha más larga o bien salir directamente en segunda.

 

Seguimos en el próximo! Saludoss

3 Comments

  1. Turu

    Excelentes consejos! Ese video para el recuerdo… madre mía! jaja.

  2. Avatar

    Desde que ya no corro en el Bros, todas las salidas me parecen limpias. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *