Hace unos días se daba a conocer el acuerdo que Gfinity (compañía de eSports por excelencia con torneos multitudinarios de CS GO, Rocket League, Street Fighter…) y Codemasters, con el objeto de realizar las primeras series oficiales de Formula 1 eSport.

A partir del mes de Septiembre, jugadores de PlayStation 4, Xbox One y PC competirán en una fase de clasificación que llevará a los 40 tiempos más rápidos a disputar unas semifinales en directo en el Gfinity Arena de Londres durante el 10 y 11 de Octubre. El Top 20 de esta eliminatoria participará en las finales, que tendrán lugar el mes de Noviembre en coincidencia con el GP de Formula 1 de Abu Dhabi, dónde finalmente se conocerá el primer campeón de F1 eSport.

Como premio, el ganador se clasificará directamente para las semifinales del próximo año y será invitado a uno de los GPs reales de 2018. También contará con un “personaje” en el título de Codemaster de 2018.

Desde luego ni el premio es muy jugoso – más allá de cierto reconocimiento público -, ni el formato del campeonato parece muy atractivo o real… pero bien, no nos engañemos, esto no es un intento de simular el campeonato real o seguirlo paralelamente, no, no lo es. Ni esto es SimRacing ni probablemente pretende serlo. Sin profundizar demasiado, esta maniobra parece una estrategia comercial más para tratar de que el producto “Fórmula 1” llegue a más público. Es más, uno de los objetivos principales de Liberty Media – nueva propietaria de la F1 – es llegar a un público más joven, sembrar la semilla de lo que en los próximos años serán los fans de la F1, crear un espectáculo que todos puedan entender y del que puedan participar, y este, realmente, no es un mal paso.

A bote pronto se puede entrever un futuro incierto para el SimRacing… Cierto es que vivimos tiempos de expansión y florecimiento, nunca había visto a nivel internacional tantos equipos naciendo en iRacing ni tantos pilotos disputando carreras y adentrándose en el mundo rF2. Desde luego, en cuánto a número, la simulación del motorsport vive sus mejores tiempos. Una década atrás, la minoría que se interesaba y disfrutaba de este hobby tan complejo en un entorno dominado por los juegos de videoconsolas, difícilmente podría imaginar que tal cantidad de gente estaría profundizando en su mundo.

Sin embargo, dicha propuesta de Codemasters y F1, el lanzamiento de Forza Motorsport en PC, Gran Turismo y su licencia FIA… empiezan a generar un efecto llamada importante, que lamentándolo mucho, tiene pinta de generar una recesión importante en el SimRacing. Y con cierta perspectiva, es lógico que esto suceda, tanto desde el punto de vista empresarial, como el del “jugador” que está en su casa. Los eSports tal como los conocemos son un negocio más, un negocio que no tiene sentido sin un volumen de seguimiento masivo que justifique las inversiones de sponsors en los equipos, patrocinadores en los campeonatos o medios de comunicación interesados en su difusión. Y este volumen, solo puede ser garantizado por títulos de la dimensión del F1 o Gran Turismo con gigantes detrás como Sony o Codemasters, sin que tan siquiera lleguen a preguntarse un segundo si existe parecido alguno con el deporte real.

Al “jugador” le pasará lo mismo. Migrará en busca de futuribles títulos, notoriedad pública o incluso beneficio económico, se decantarán por estas competiciones en busca del sueño gamer, ser reconocido y/o tratar de vivir de ello, poco importará la simulación entonces.

Al final, el éxodo de los “jugadores” dejará en mínimos las parrillas, solo los amantes del SimRacing permanecerán en la disciplina, pero el género seguirá existiendo tal como lo conocíamos. Y por supuesto, seguiremos disfrutando igualmente de ello. Regreso al pasado. This is SimRacing, OLD SCHOOL.

4 Comments

  1. El articulo me ha echo pensar, el promover el deporte del motor entre jóvenes por medio de esport, como Liberty con la F1, es pensar las cosas bien. En unos años serán quienes se abonen a TV de pago y no creo que les salga muy caro a Liberty.

  2. Es un poco triste el articulo, yo soy de aquellos que ponen la ia fuerte y agresiva aunque tenga que luchar por las ultimas plazas y con un fov lo mas real posible, auque me desespere aveces…
    Eso es simulacion, no he llebado nunca un f3 o parecido, asi que eso es lo que pasaria
    Si llevamos el simracing a lo comercial estaremos perdidos, cada vez saldran menos titulos y habra menos participantes
    En fin una lastima

  3. El problema del simracing es el dinero, como todo en esta vida… Un juego no vale 20,30 o 50€ como podríamos decir que vale un F1 de codemasters en el que lo descargas, instalas y a jugar. En un simulador necesitas previamente un equipo detrás (volante y pedales como mínimo) y eso no lo tiene todo el mundo…
    Así que es normal que las empresas miren hacia juegos arcade o simcade donde con un simple mando puedes jugar sin problemas.
    Pero siempre habrá soñadores que lleven esto adelante y quien sabe donde puede estar esto en unos años para bien o para mal.

  4. Del punto de vista del simracer, esto de Liberty es una traición, todos esperábamos una promoción para pilotos hardcore, pero Liberty sabe que estos ya consumen su producto, la F1. Por eso lo promociona entre los mas jovenes, descolgados normalmente ya que no han mamao esto en prensa o TV en abierto y estan mas familiarizados con el mundo gamer. El simracer hardcore joven, quedara para apasionados y futuros competidores en vida real con el apollo de sus padres, aunque siempre habra excepciones. Este es el futuro como lo veo y no creo que se masifique demasiado, aunque sus verdaderos aficionados seguiremos siendo muy apasionados con lo nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *