Espadas en todo lo alto tras las 8 horas de Silverstone.

Llegaba el Virtual Endurance Championship a uno de los templos del Automovilismo, uno de esos circuitos que exigen a pilotos y máquinas el máximo de sus capacidades, con una ensalada muy completa de curvas rápidas, rectas y zonas lentas. Pero esto no iba a ser todo… pronto la lluvia se haría notar en tierras inglesas, y ya se iniciaba la sesión de clasificación sobre pista mojada.

La pole position se la llevaba Black Hawk Racing, mientras Team Vires líder del campeonato, conseguía salir tercero de la mano de Adam Taylor. Team Spirit hacía lo propio en LMP2 mientras que Ajira Racing partiría en cabeza de los GTE.

Se iniciaba la carrera bajo intensa lluvia, lo que dificultaba enormemente la visibilidad del pelotón, sin embargo, la salida se lanzaba y no había mayores percances que una salida de pista sin consecuencias de Musto Racing en la parte alta de la clasificación, y algún que otro escarceo en los GTE que no causaban mayores consecuencias. Tras los primeros compases era momento de cumplir con las sanciones arrastradas de las citas anteriores, que obligaban a algunos equipos a pasar por boxes, modificándose así la clasificación provisional.

Pasaba la primera hora de carrera, y comenzaba a vislumbrarse carril seco tras el cese de la lluvia. Con Ramada Motorsport al frente de la carrera, seguidos de ACR Zakspeed y el Team 1 Aco. En los prototipos 2, el 1ACO aparecía también en las posiciones de honor, seguido de SRVN y Flatline Racing en tercer término. Black Hawk Racing lideraba los GTE, perseguido por Satellite Racing y Escudería GTItalia.

Volvería a salir los paraguas en Silverstone en la segunda hora de carrera, obligando a un nuevo cambio de compuesto, de casi la totalidad de la parrilla, provocando un nuevo cambio de líder… ¡Los propietarios de la Pole Position volvían a la cabeza! Pero, los grandes beneficiados del momento eran el Corvette C7R y el Ferrari 458 de Ajira Racing, que se colocaban en segunda y tercera posición, muy cerca del líder de su clase. No obstante, tan solo sería un aguacero, y pronto comenzaba de nuevo a secarse el carril gracias al continuo paso de los coches.

Comenzaban a verse los primeros faros en funcionamiento, y la noche caía por completo a falta de cinco horas. Momento delicado de la prueba, con una pista muy delicada con zonas realmente mojadas, que hacían muy peligroso salirse de la línea con los neumáticos slicks que ya todos llevaban. Esto provocaba algunos accidentes que acababan con la carrera de algunos equipos, como Doug Henson Racing o SRVN, que veían como sus P2 impactaban contra las protecciones tras ambas salidas de pista.

Ecuador de la carrera, y el vigente campeón del VEC se aprovechaba de sendos Virtual Safety Car para sacar tajada estratégicamente y colocarse al frente de la tabla, al igual que Ramada Motorsport, que se colocaba en segunda plaza a apenas dos segundos. 3Wide Motorsport irrumpía en cabeza de los P2, seguidos de cerca por el 1Aco. Mientras que Ajira Racing, no hacía prisioneros, y se colocaba con sus dos GTE al mando de la competición.

Vuelta 132, comenzaban los dramas, Black Hawk Racing, que comenzará esta cita desde la Pole, se veía obligado a abandonar la carrera tras un fuerte accidente. Vueltas después, apenas tres, era ACR Zakspeed quien se caía de la batalla, y para completar el thriller, el Team 1Aco sufría una desconexión en la vuelta 152. Esto dejaba la carrera en manos del primer y segundo clasificado del campeonato, que se jugarían la carrera y los importantes puntos. Ya lejos por detrás, a dos vueltas, Veles Simsport se mantenía en posición de podium. De manera parecida discurría la carrera en el segundo escalón de la primera división, 3Wide Motorsport y el Team 1Aco mantenía sus aspiraciones por la victoria, y ya aventajaban en una vuelta a los demás contrincantes. Ajira Racing comandaba con autoridad la clase GTE, comenzando a entrever un doblete que sería un inmejorable resultado.

Llegábamos a las últimas paradas en boxes, y Ramada Motorsport tomaba ventaja a base de un gran ritmo en seco y una acertada estrategia. El Team Vires salía de su parada ya una vuelta por detrás, mientras que el Team RGPL se subía de manera sorprendente al podium, tras varios errores, penalización incluida, a Veles Simsport. Así concluía la carrera en LMP1, con la tercera victoria de Ramada, que aprieta aún más el campeonato, dejando todo en el aire para las últimas dos citas de Sebring y Le Mans.

El Team 1Aco conseguía vencer su pugna particular con el 3Wide Motorsport, ganando la carrera permitiéndoles recuperar el liderato del campeonato. Bonita lucha la que nos espera con estos dos equipos separados por tres puntos.

Ajira Racing materializaba su dominio en Silverstone, y su doblete reanima un campeonato GT que parecía sentenciado, pero que tras el abandono de Nitor Velox, parece cobrar interés de nuevo. Ya no se permiten más errores.

Un comentario

  1. Estas carreras de lluvia-seco son muy difíciles de gestionar y mas para los protos que cuando se forma carril y van con neumáticos de seco tiene que adelantar por lo mojado, un dolor de cabeza!. Pero para el espectador son una pasada.
    La carrera de la división 1 estuvo muy bien pero la de la división 3 que fue la que viví no se quedo corta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *