34 pilotos se daban cita el pasado Sábado en el Texas Motor Speedway para celebrar la prueba inaugural de la NASCAR Xfinity de Latinoamérica iRacing Series. Muchos nombres conocidos y algunos debutantes en la series con la ambición de jugar un gran papel en el campeonato.

Y si de nombres propios hablamos, pronto Borja Valero y Kevin Adam dejaban ya su firma en la sesión de clasificación formando una primera línea de mucho nivel. Y así comenzaba la carrera tras la bandera verde, pero apenas un cuarto de vuelta y un pequeño toque en la zona media del pelotón provocaba el primer accidente que obligaba a la primera amarilla en lo que sería un presagio de una carrera caótica.

Cuatro vueltas en verde más tarde -lideradas por Valero perseguido por Arns y Adam-, Jesus Montiel perdía el control de su coche tras bajar al apron provocando una segunda amarilla que propiciaría el primer paso por boxes, que realizaría casi la totalidad de los pilotos salvo los dos primeros clasificados que aguantaban a la contra en pista. Tras el reinicio de la prueba ambos pagaban las consecuencias y comenzaban a caer posiciones, pasando a liberar Gisbert seguido de Adam y Postigo.

Valero aguantaba estoicamente en el top 5 frente a pilotos con neumáticos con muchas menos vueltas, hasta que en la vuelta 24 acaba contra el muro tras perder la trasera de su coche en plena fase de aceleración. Así acababa la carrera de uno de los grandes favoritos.

Nuevo paso por box y nuevo líder, Sergio Abella se la jugaba y se quedaba en pista para ponerse al frente de la carrera. Privilegio que poco le duraría ya que era rebasado por varios pilotos recién relanzada la prueba, cayendo incluso fuera del Top 10.

Pasado el ecuador de la carrera, la batalla estaba llegaba a su máximo apogeo, con el grupo de cabeza en plena pelea Oscar Dominguez tocaba el muro a la salida de la 4, tras perder el liderato con Raúl Postigo. Varios perjudicados, como era el caso de Kevin Adam que golpeaba por detrás a Rafael Hubie, el piloto del World of SimRacing Team se veía obligado a pasar por la calle de box y realizar reparaciones para continuar con ciertas garantías la competición, retomando entonces, desde las últimas plazas del grupo. De la situación se aprovechaba Iván Fernández, que ya rodaba sexto y aspiraba a posiciones de honor.

Nueva verde en la 47 de 70, con Gisbert, Postigo y Hubie al frente, que guardarían el orden hasta la 58, dónde Saraiva trataba de corregir el sobreviraje de su coche a la salida de la 2 y en la maniobra tocaba a Barreira, que impactaba contra el muro y sacaba al ruedo de nuevo al Pace Car. Ultima parada en boxes para poner los neumáticos con los que se debería acabar la carrera de Texas. Tras ella, la parrilla formaba con Hidalgo en cabeza, seguido de Adam tras una brillante remontada, Postigo, Hubie y Gisbert en el Top 5.

Muchos nervios a falta de ocho para el final, y recién dada la resalida teníamos “big one”: Hidalgo perdía velocidad tras aguantar el latigazo de su Ford, pero Hubie le golpeaba por detrás conduciéndole a las protecciones, cortándole el paso así a Kevin Adam que arruinaba su carrera, Abella se los encontraba en medio colisionando también contra Arns… Montonera absoluta.

Sería entonces un último trecho de 4 vueltas para ver la bandera a cuadros, pero como no podía ser de otra manera, la carrera acabaría con bandera amarilla al salir a falta de dos vueltas tras tocarse Salva López con Michel Ramos. Victoria así para Renato Postigo, seguido de Albert Gisbert y Rafael Hubie. Actuación muy consistente de Iván Fernández, que traía a casa un 4º puesto para el World of SimRacing Team.

Próxima cita del campeonato, el Sábado 14 en Bristol.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *