Porsche asegura el Campeonato de Constructores del WEC con la victoria que se ha llevado el monoplaza de Brendon Hartley, Mark Webber y Timo Bernhard en las 6h de Shanghai. Sin embargo, una segunda plaza de Toyota, asegura que la batalla en el campeonato de pilotos vaya hasta la última carrera en Bahréin.

Hartley llevó su Porsche 919 Hybrid a la meta en primera posición saliendo desde la pole, con 59 segundos de ventaja sobre el Toyota Nº6 TS050 Hybrid pilotado por Kamui Kobayashi, quien, al igual que su coche hermano, el Torota Nº5, solo repostaron en las últimas paradas. Esta riesgo en la estrategia podría haber llevado al japonés Kobayashi y sus compañeros Stephane Sarrazin y Mike Conway luchar cuerpo a cuerpo la victoria, sin embargo dos pinchazos en la rueda trasera izquierda, le hicieron parar de forma imprevista.

El Porsche Nº2 de Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb, acabando en cuarta posición, da a Porsche el campeonato de constructores, aunque en el de pilotos el Toyota Nº5 aún tiene opciones tras la segunda posición conseguida hoy. El segundo Porsche con Jani al volante fue incapaz de contener detrás a ambos Toyotas en la última hora de carrera, mientras que el Toyota Nº6 ya había pasado a su compañero Nº5 tras las paradas imprevistas por pinchazos. Sin embargo, la tercera posición conseguida por Anthony Davidson y sus compañeros les leeva a su primer podio del año.

Audi sufrió una pesadilla de carrera justo después de anunciar su salida del WEC. Con las esperanzas de título para el Audi 8 de Di Grassi, Jarvis y Duval aún en alza, toda expectativa se consumió aquí por una manguera de combustible que no funcionó bien.

El coche Nº7 de André Lotterer, Marcel Fassler y Benoit Treluyer sufrieron incluso más, ya que en ningún momento tuvieron el ritmo para luchar con los Porsche y Toyota, y con una colisión entre Jarvis y Treleyeur q les dejó sin ninguna opción de lucha. Forzó el Audi 7 a estar 20 minutos en boxes para reparaciones.

De los equipos privados, ByKolles se lleva la primera victoria personal propiciada por problemas en el Rebellion N13.

En la categoría LMP2 ya está el título decidido, con la cuarta posición del coche 36 de Nicolas Lapierre, Gustavo Menezes y Stephane Richelimi. El Oreca de Will Stevens, Alex Brundle y Roman Rusinov se ha llevado la victoria de la clase por delante del escuadrón de ESM liderado por Sean Gelael, Tom Blomqvist y Antonio Giovinazzi y el RGR de Filipe Albuquerque, Bruno Senna y Ricardo Gónzalez.

En categoría GTE Ford sigue imparable, repitiendo doblete como en Fuji, con el 66 de Harry Ticknell y Andy Prialux en primera posición.

Fuente: thebestf1.es
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *