tanak3 germany2017

Alemania es un rally de batallas. Su asfalto – rápido, estrecho, sucio – puede llegar a ser una trampa para cualquier piloto que no esté atento o que simplemente tenga mala suerte. El itinerario del rally germano, además, comparte mucho con el tema bélico. Los coches pasan por una base militar y en ocasiones el paisaje se torna con la decoración de camuflaje. Tänak, estonio y con el Ford Fiesta WRC como arma, ha resultado vencedor de un rally que nunca es fácil, de una batalla que cuesta mucho terminar.

Y lo ha hecho por delante de dos ex-pilotos de la todopoderosa Volkswagen. Ni Andreas Mikkelsen (Citroën C3 WRC)ni Sébastien Ogier (Ford Fiesta WRC) han sido capaces de dar caza a un Ott Tänak que ya ayer se conseguía destacar entre sus perseguidores. Tampoco Ogier, nuevo líder del mundial, ha podido alcanzar hoy a Mikkelsen, que ha bordado un rally sensacional con un Citroën que, tras el reciente test de Loeb, podría tener un comportamiento más eficiente.

Sea como fuere el podio estaba ya confeccionado desde el sábado. Los más rápidos se repartieron los cajones muy rápido, como quien se reparte un botín de guerra, y dejaron para el resto las posiciones llanas fuera de cualquier escalón. Juho Hänninen (Toyota Yaris WRC) ha terminado cuarto en, posiblemente, uno de los mejores rallyes de su estancia en el mundial junto con el pasado Rally de Finlandia. El finés ha vuelto a ser el mejor Toyota, tres minutos y tres posiciones mejor que Jari-Matti Latvala, su compañero de filas.

mikkelsen3 germany2017

Quinto ha sido Craig Breen (Citroën C3 WRC), metido de lleno este domingo en una batalla con Elfyn Evans (Ford Fiesta R5), perdedor de la cuarta plaza al inicio del día. Hayden Paddon (Hyundai i20 WRC) y Armin Kremer (Ford Fiesta WRC), octavo y noveno respectivamente, han sido los dos últimos WRC modernos sin problemas mecánicos.

En WRC2 la victoria ha tenido acento francés. Eric Camilli (Ford Fiesta R5) se ha llevado la categoría tras bordar ayer un muy buen día y dejar, con el pinchazo de Jan Kopecký (Skoda Fabia R5), la victoria casi sentenciada. Pontus Tidemand (Skoda Fabia R5) ha sido tercero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *