Noticia original: https://soymotor.com

En el Last Row Shootout, Fernando Alonso no ha conseguido clasificarse entre los 33 aspirantes que correrán las 500 Millas de Indianápolis 2019, por lo que la Triple Corona deberá esperar a no ser que ‘compre’ un asiento.

Un pinchazo, un coche muy subvirador… Alonso sufrió en la clasificación de ayer para intentar meterse entre los 30 mejores registros. Tanto, que en los compases finales se vio eliminado por un JR Hildebrand que fue el penúltimo en salir a pista.

Para hoy, el objetivo era muy claro: conseguir un billete para las 500 Millas de Indianápolis. Pero para ello debía pasar por encima de al menos tres pilotos de los seis candidatos –Hinchcliffe, Karam, Kaiser, O’Ward, Chilton y el propio Alonso–.

Y para estar un poco más seguros en cuanto al rendimiento del monoplaza, McLaren ha sido ayudado por un equipo externo –además del apoyo de Carlin–, según ha confirmado el CEO de la escudería, Zak Brown.

Sin embargo, no ha sido suficiente para estar entre los elegidos para competir en el óvalo estadounidense. Los tres más rápidos en el Last Row Shootout han sido, por orden: Sage Karam, James Hinchcliffe y Kyle Kaiser.

El primero en salir a pista ha sido James Hinchcliffe. Tras el accidente de ayer y el aguacero caído durante buena parte de la jornada, el canadiense salía ‘a ciegas’ a la pista, pero poco le ha importado, ya que desde los primeros metros ha demostrado su ritmo endiablado con una media de 227,543 millas por hora.

El siguiente ha sido un Max Chilton que no ha podido mejorar los registros de Hinchcliffe. Alonso, el tercero, tampoco lo ha hecho, pero sí ha podido mejorar a Chilton para colocarse 32º provisionalmente con una media de 227,353 millas por hora.

Por detrás, Patricio O’Ward no ha podido elevar el ritmo de Alonso –lo que ha dejado al asturiano como el mejor de los relacionados con Carlin en este Bump Day–, pero sí lo ha hecho Sage Karam –227,740 millas por hora de media–, que dejaba a Fernando en el abismo a falta del último aspirante.

Entonces, Kyle Kaiser ha sacado el traje de las mejores galas para certificar una media de 227,372 millas por hora y desbancar a Alonso de entre los 33 mejores clasificados. El piloto de McLaren no podrá luchar por ganar la Triple Corona este año, si bien como última opción siempre se puede comprar un asiento.

FAST NINE

En cuanto al Fast Nine, ha estado al filo de la navaja durante toda la jornada. El líquido elemento ha aparecido con fuerza sobre el Brickyard y la organización había anunciado que darían prioridad a la repesca en caso de tener que elegir.

No obstante, finalmente hemos podido disfrutar de más actividad en pista y los nueve mejores pilotos se han batido el cobre como suele ser habitual.

Chevrolet ha demostrado durante toda la semana, incluida la jornada de ayer, que para la 103ª edición de las 500 Millas de Indianápolis tenía algo más de rendimiento y, llegado el momento, lo han refrendado con cuatro de sus representantes en las cuatro primeras posiciones y Simon Pagenaud en la Pole.

Sébastien Bourdais y Alexander Rossi han sido los primeros en encarar el óvalo situado en Indiana y, para decepción de los japoneses, no han marcado registros demasiado competitivos. Tampoco Josef Newgarden, que ha finalizado octavo intercalado entre ellos.

Ed Carpenter ha sido el que ha guiado el ritmo con una media espectacular de 229,889 millas por hora. Uno a uno, pasaban los pilotos y no conseguían mejorar la marca, pero Simon Pagenaud tenía un as en la manga.

El francés, que dio un recital bajo la lluvia en el GP en este mismo recinto –aunque de diferente configuración–, ha efectuado una implacable media de 229,992 millas por hora que le ha otorgado automáticamente la posición de privilegio para el domingo que viene.

Carpenter ha mantenido la segunda plaza finalmente; Spencer Pigot, que tenía el último turno, saldrá tecero y Ed Jones, que fue uno de los mejores novatos en 2017, lo hará desde el cuarto escalón.

Y entre los motores Honda no deja de sorprender Colton Herta. El joven piloto de sólo 19 años –en Austin se convirtió en el ganador más joven en la IndyCar– ha sellado una media de 229,086 millas por hora para amarrar el quinto lugar, sólo superado por motores ‘Chevy’.

A modo de recordatorio, no está de más subrayar que la 103ª edición de las 500 Millas de Indianápolis se podrá seguir en directo de dos maneras diferentes en SoyMotor.com: con nuestro habitual directo escrito y también en formato audio, en nuestro canal de YouTube.

 

CLASIFICACIÓN INDY 500 2019

clasificacion-indy-500-2019-soymotor.jpg

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *