El recién salido de Cronos Sim Racers se anotó la prueba tras una lucha cerrada con Manuel Sánchez

El #MGTOval va camino ya de su tercera ronda tras la disputa el pasado miércoles de la segunda en el óvalo de Phoenix. El recién salido de Cronos Sim Racers Jon del Valle se anotó la prueba tras una lucha cerrada con Manuel Sánchez, campeón 2016 del #MGTOval.

En esta ocasión se pudo ver la dificultad del óvalo de Phoenix. Con 900 CV bajo el capó, los pilotos sufrían saliendo de curvas 2 y 4. Los trompos y los toques por falta de costumbre a pilotar en un circuito oval terminaron con más de 15 participantes, permitiendo a su vez desmasificar el evento.

El gran golpe de teatro de la carrera fue la sanción a Marc Pérez por pasarse de velocidad en el pit-road. Tras liderar más de la mitad de las vueltas, el ahora ex de Odox se fue al final de la parrilla en una resalida. Normalmente pasarse de velocidad en el pit-road es motivo de drive-through, pero en la NASCAR, si esta parada en boxes es bajo neutralización, te aplican el ‘Drop-to-end’, dándose por cumplida la penalización.

Eso permitió que la lucha por delante se abriese. El poleman Rafa Cabrera se vio obligado a abandonar a las primeras de cambio por un malentendido con Xabier Sánchez. Ambos se tocaron entrando al famoso ‘dog leg’ de Phoenix (n.d.r, el codo en el que se puede acortar pista de forma legal), y el canario se estrelló contra el muro sin posibilidad de retorno a pista.

Tras la penalización a Marc Pérez, por delante la lucha se planteó entre Jon del Valle, Xabier Sánchez, Manuel Sánchez, Jordi Rosell y Marc Montaner. Las amarillas que lastraron la carrera iban a menos, y los ritmos y las estrategias se pudieron plasmar en pista.Tal es así, que a 12 vueltas para el final, salió una bandera amarilla que cambiaría la carrera.

Se podía y se pudo llegar hasta el final sin necesidad de realizar una parada extra en ese momento. Eso sí, si estabas en una zona retrasada, había que arriesgarse. Víctor Lobato (¡que salía 39º!) y Fernando Guerrero decidieron parar junto a varios pilotos más. Los neumáticos nuevos les ayudarían en la resalida.

Las últimas vueltas fueron frenéticas: salió una última bandera amarilla a falta de 8 vueltas, Jordi Rossell se desconectó por problemas con la conexión y Lobato y Guerrero subieron posiciones hasta ser amenazas para del Valle y Manu Sánchez. La última resalida decidió, y Lobato no pudo alcanzar a los dos primeros. Jon peleó duro (y limpio) con Manu, y cruzó la meta con una décima de ventaja sobre el de Radicals.

El líder del campeonato Kevin Adam sufrió en Phoenix. Finalmente pudo terminar décimo tercero, pero pierde el liderato en manos de Marc Montaner. El de Pit Demons suma un cuarto y un quinto y eso le aúpa al frente de la clasificación.

La próxima cita será en Watkins Glen el próximo 15 de Febrero. Un circuito rutero para terminar de agitar la clasificación antes de afrontar la segunda parte de la temporada. ¿Tendremos tercer ganador en tres carreras? Quieres competición, quieres MundoGT.

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *