Redacción: Santi Torres (@SantiTorresSM)

Jesús Sicilia y Odox Motorsport vuelven a lo más alto del podio en el #V8MGT. El Circuito de las Américas nos brindó una oportunidad de ver como se estrujaron el coco los pilotos durante los 60 minutos que duró la carrera. ¿El motivo? La duda entre ir a una y a dos paradas. Al final, eso decantó las posiciones en general.

La sorpresa más destacada de la clasificación no fue el retorno con Pole Position de Sicilia, sino la octava posición de Marc Pérez. El de IRT, que estaba al frente del campeonato junto a Alejandro Sánchez, no tuvo la mejor de las sesiones de clasificación y quedó descolgado de sus rivales más directos.

Y se llegó al momento clave de la salida . Sicilia volvió a hacer patinar los neumáticos traseros. Eso en Oulton Park casi le cuesta la primera posición, y aquí no fue menos. Jon del Valle se le tiró al interior y consiguió la primera posición. En un acto de pundonor y orgullo, Sicilia aceleró y abrió los codos para recuperar la posición por fuera, así trazando por el interior la curva 2. Por detrás, una pequeña melé envió a Borja Valero a una posición fuera del top – 10. Como una de las revelaciones de la temporada, Valero no se rindió y su carrer a fue a mejor a partir de ese momento. No sólo recuperó el top – 10, sino que se quedó cerca del top – 5.

Desde la salida, Sicilia tiró a muerte y dejó atrás a sus rivales. Tan sólo puso en peligro su victoria Alejandro Sánchez, que se puso primero después de la primera detención. Esa posición dependió de un elemento clave: la gasolina. La variedad de ir a una o a dos repostajes partió al pelotón. Sánchez fue uno de los que se arriesgaron a dos paradas, pero no pudo remontar hasta la primera posición.

Con Sicilia destacado y con margen para ahorrar, el podio se decidió por estrategia y por lo que ocurrió en pista. En la primera vuelta, Aday Coba trompeó tras un ligero contacto con su compañero Alejandro Sánchez. Uno de los candidatos al título directo al final grupo y con el modo remontada activado. Llegó a estar 28º, y a final de carrera entró en novena posición, salvando un top – 10 que le puede dar vida más adelante.

Con el casi K.O de Coba y la mala clasificación de Pérez, Alejandro Sánchez y Jon del Valle eran los grandes favoritos para subirse al podio. Como siempre en el deporte motor, no se puede dar nada por sentado, y un invitado sorpresa apareció para anotarse la segunda posición a final de carrera: Víctor Lobato.

El de Teo Martin eSports sufrió: un trompo tras una colisión con Marc Pérez, toques, y el coche machacado. Pese a eso, él y su spotter – el piloto de la División Supercars David Pérez -completaron una remontada épica. Quizá no tan cuantiosa como la de Aday Coba, pero con más significado.
La pelea con Pablo López fue de órdago. Por fuera, por dentro, en paralelo… sus trazadas eran un baile sincronizado y, de vez en cuando, un poco torpe. Lobato consiguió finalmente rebasarle por fuera en la primera curva, y a partir de ahí despegó. Ayudado por la estrategia a una sóla parada, y una conducción agresiva pero efectiva, Lobato volvió a subirse al podio y se pone tercero en la general de puntos. El sevillano notó el aliento de Alejandro Sánchez en la nuca en la última vuelta, pero no cedió un metro. Llegó a meta y, una vez la superó, el motor renqueó y se quejó de que no tenía gasolina. Ya no importó, y el podio era suyo. Destacable también la defensa de posición en general de Pablo López. ‘GoPro’ padeció de poca tracción, y eso le retrasó desde
el primer momento. Se le sumó a la lista de problemas un contacto con Diego Catalán, que dañó ligeramente su Holden con los colores de IRT. Pese a ello, construyó un muro que terminó por ceder en los últimos cinco minutos.
Diego Catalán fue a dos paradas, y se encontró con todo el tráfico tras su segunda detención. Pablo López fue uno de sus verdugos, y los toques le llevaron a la descalificación por incidentes en las últimas vueltas. Eso es un cero para el de Dream Factory, que ha demostrado nivel para mantenerse en la División V8, además de dar espectáculo.
¿Y Marc Pérez? Tras salir octavo, su carrera fue a mejor en la primera fase. Entonces golpeó a Víctor Lobato en curva 1, hecho que ha generado una reclamación. Con los comisarios deliberando, Pérez te rminó una dura carrera cerrando el top – 10. La estrategia a dos paradas provocó que cediese la posición en pista en los minutos finales. No pudo superar a tantos rivales como hubiese querido, y por primera vez desde 2015, el liderato del #V8MGT ya no le pertenece.
Seis de seis. Así puede resumirse la primera mitad de temporada del #V8MGT. En las tres carreras de cada división – Supercars y V8 -, los vencedores siempre han sido distintos semana a semana. Tras la carrera que ha simbolizado la mitad de temporada, la competitividad es palpable.
Hoy, la primera de las últimas tres rondas. La división Supercars abre fuego en Mosport.

 

2 Comments

  1. es una categoria muy igualada , la verdad que yo cuando jugue Iracing no los use mucho pero estan divertidos

  2. Para mi es de lo mas bonito que tiene Iracing. Ademas que me encanta ver a este coche desde fuera, la frenada cuando se hunde el morro y va deslizando de atras me mola mucho…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *