Lewis Hamilton ha sumado en Austria su 46ª victoria en Fórmula 1 tras un final muy ajustado con su compañero de equipo Nico Rosberg. Ambos se han tocado en la frenada de la curva 2, el alemán ha roto su alerón delantero y ha perdido no solo la victoria, sino también el podio y permite que el británico se acerque en la general.

Ha sido una carrera increíble, muy complicada. Esta pista es increíble“, ha señalado el vigente campeón del mundo en el podio mientras era abucheado por el público.

“Muchas gracias a todos los fans que han venido hoy aquí y a parte de esto (los abucheos) en general me encanta venir aquí. Toto y Niki son de aquí así que genial”.

El británico no ha tenido problema en analizar lo ocurrido en la última vuelta con Rosberg y cree que su compañero tuvo un problema con los frenos.

“Estuvimos luchando hasta la última vuelta. Nico cometió un error en la curva 1 y tuve una opción por fuera en la curva 2. Le dejé mucho espacio por el interior pero bloqueó y chocó contra mí. Creo que fue un problema con sus frenos, la verdad”, ha apuntado.

“Estaba en la trazada, él estaba en mi punto ciego por lo que asumía que seguía estando ahí así que me fui muy largo. Le dejé mucho espacio y cuando comencé a girar estaba en el borde de la pista y ¡boom! un golpe fuerte“, ha señalado.

ABUCHEOS

“Por supuesto, no es genial especialmente con lo mucho que me encanta venir aquí. Pero les perdono, están en su derecho de tener una opinión. No estoy seguro de por qué lo han hecho pero no hace mucha diferencia para mí. Gané la carrera limpiamente.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *