Noticia original: www.soymotor.com/…

Ni en sus mejores sueños Lewis Hamilton podía haber imaginado una carrera mejor en Singapur. Victoria para el piloto de Mercedes, retirada de los dos Ferrari en la primera vuelta y 28 puntos de ventaja en el Mundial. Todo ello, en ese circuito en el que los italianos eran favoritos, en el que Vettel debía retomar el liderato en el campeonato.

La lluvia decidió aparecer varios minutos antes de que la prueba diera comienzo, y eso provocó una auténtica locura de salida de Marina Bay. La elección de neumáticos fue variada, con los líderes optando por el compuesto intermedio, mientras otros como Fernando AlonsoStoffel Vandoorne y Nico Hülkenberg eligieron el neumático de lluvia extrema. Se apagó el semáforo, y varios segundos más tarde comenzó el caos.

 

DRAMA FERRARI EN LA SALIDA

Räikkönen atacó por el lado del muro a Verstappen en los primeros metros, pero no había espacio. Ambos pilotos chocaron, y Kimi, ya sin el control de su coche, golpeó violentamente el monoplaza de su compañero de equipo. Increíble. Vettel pudo continuar, pero sólo por unos metros. Con su monoplaza dañado, perdió el monoplaza en una recta, y él solo se golpeó contra el muro. Pesadilla total.

Adiós a los dos Ferrari en menos de una vuelta. Adiós a todas las opciones de recortar a Hamilton en el Mundial. Y ahí estaba la otra noticia. Lewis se colocó líder de la carrera aprovechando los abandonos de los pilotos de la Scuderia y de Max. Ver para creer.

Otro de los damnificados de la accidentada salida fue Fernando Alonso, que recibió el impacto de Verstappen en la primera curva. Pudo continuar, pero con su coche muy mermado tras el choque, de hecho, desde el muro perdieron todos los datos de telemetría del asturiano. Evidentemente, todos los incidentes provocaron la salida del Safety Car. Hamilton lideraba, seguido por Ricciardo, Hülkenberg, PérezPalmer y BottasCarlos Sainz era noveno, mientras que Alonso rodaba decimotercero.

La carrera se relanzó sin mayores problemas, sobre todo para el líder, que no acusaba problemas de visibilidad. La pista comenzó a secarse y los pilotos con neumático intermedio empezaron a ir más rápido. Alonso se vio obligado a abandonar en la vuelta nueve debido al choque de la salida. Mientras tanto, Sainz volaba y se colocaba octavo tras un brillante adelantamiento a Ocon.

 

SEGUNDO SAFETY CAR

En la vuelta 11 Daniil Kvyat estrelló su STR12 contra el muro, provocando un nuevo safety car. Oportunidad para todos los pilotos con neumáticos de lluvia para montar el intermedio. Ricciardo paró para montar un nuevo juego de ese compuesto. Error de Renault, que metió sus dos monoplazas una vuelta más tarde de cuando debía, y buenas noticas para Sainz, que se colocaba cuarto.

Resalida sin incidentes, pero Massa estuvo a punto de provocar uno muy grave cuando decidió cerrar a Magnussen contra el muro. Por delante las cosas se estabilizaron, y Hamilton consiguió alejarse de Ricciardo y abrir un hueco de más de cuatro segundos.

 

CARLOS SAINZ, BRILLANTE

Magnussen y Massa fueron los primeros en montar neumáticos de seco en la vuelta 26. Ambos con el ultrablando, ambos bajo la atenta mirada del resto de equipos.  Poco a poco, todos entraron a boxes para equipar el ultrablando y llegar hasta el final de la carrera, todos menos Carlos Sainz.

Al principio fueron malas noticias para Carlos, que perdió su cuarta plaza a favor de Nico Hülkenberg. La elección de superblandos del madrileño le penalizó en exceso en las primeras vueltas. Pero los problemas no acabaron ahí, Pérez llegaba por detrás con ultrablandos nuevos para presionar al máximo al español. Gran respuesta, grandes defensas de Sainz,que aguantó de manera sensacional la posición. Y tuvo recompensa extra.

En la vuelta 36, Marcus Ericsson se fue contra el muro provocando un nuevo safety car. Hülkenberg, con problemas en su monoplaza, se vio obligado a parar en boxes y el piloto de Toro Rosso recuperaba la cuarta plaza. Carrera relanzada sin incidentes, con Hamilton al frente sin mayor problema y Sainz aguantando de nuevo a ‘Checo’. Conservando su mejor resultado en la Fórmula 1. Una cuarta plaza que sabe a victoria. La mejor forma de cerrar una semana llena de buenas noticias.

 

GOLPE DE HAMILTON AL MUNDIAL

La larga duración del GP impidió que se completaran la totalidad de vueltas y el crono empezó a descontar minutos. El tramo final estuvo totalmente controlado por Hamilton. Tercera victoria consecutiva para él, que ya aventaja en 28 puntos a Sebastian Vettel. El piloto de Mercedes, más cerca que nunca de convertirse en tetracampeón mundial.

Ricciardo, de nuevo con pilotaje sin errores, acabó en segunda posición y Valtteri Bottas cerró el podio. Pérez escaló hasta la quinta posición y por fin Jolyon Palmer acabó dentro de los puntos, sexto puesto para el piloto de Renault. Vandoorne fue séptimo, seguido por Stroll Grosjean. Ocon cerró la zona de puntos.

El Gran Circo descansará la próxima semana, pero volverá con más fuerza que nunca con dos carreras consecutivas, la primera en Malasia dentro de 14 días.  Sólo restan seis pruebas para la conclusión del Mundial, y después del golpe de Singapur, Vettel debe apretar para recuperarse y recortar puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *