Noticia original: www.soymotor.com/…

Lewis Hamilton ha celebrado su Gran Premio número 200 con una victoria en el histórico trazado de Spa-Francorchamps. El británico ha dominado la carrera desde el principio hasta la bandera a cuadros, aunque ha tenido que defenderse de los ataques de Sebastian Vettel en el tramo final de la carrera. El alemán ha sido segundo y mantiene el liderato del campeonato por sólo 7 puntos. Daniel Ricciardo, con un sólido pilotaje, ha cerrado el podio.

 

La salida fue sorprendentemente limpia, y contó con Fernando Alonso como protagonista. El asturiano adelantó tres posiciones en los primeros metros, aunque mermado por su motor, no pudo defenderse de los ataques de Hülkenberg y los Force India en las primeras vueltas. “Vergonzoso”, soltó por radio al verse incapaz de defenderse de los ataques de los rivales en las rectas. La misma historia de siempre.

Por delante, ningún cambio entre los favoritos al inicio, Hamilton se mantuvo al frente seguido por Vettel, Bottas y Räikkönen. En esta ocasión, y por sorpresa, Max Verstappen no lanzó ningún ataque en la salida, pero de nuevo un problema en su unidad de potencia le apartó de la carrera en la vuelta 8.

Hamilton trataba de abrir hueco, pero no consiguió que la diferencia con Vettel se fuera a más de dos segundos después de 10 giros –momento en el que comenzaba a aparecer blistering en las gomas de algunos pilotos–. Justo por detrás y algo descolgados, Bottas no tenía problemas para defenderse del otro Kimi.

La primera parada en boxes comenzó en la vuelta 11 con los pilotos de mitad de parrilla, todos optaron por gomas blandas, a excepción de los Force India con superblando. Los Mercedesentraron a montar en las vueltas 13 –Hamilton– y 14 –Bottas– para montar el compuesto blando. La vuelta 15 fue la elegida por Ferrari para parar a Vettel.

Mientras tanto Kimi Räikkönen trataba de frenar a Hamilton, pero la flecha plateada del inglés le arrancó las pegatinas a las primeras de cambio en la salida del Raidillon. El finés paró en esa misma vuelta para montar neumáticos blandos, una parada que llegó con penalización de 10 segundos por no respetar doble bandera amarilla con el abandono de Verstappen. Vettel se aproximó a Hamilton en el arranque del segundo stint y se colocó a tiro de DRS, pero el británico despertó y subió el ritmo para alejarse a más de un segundo.

La parada de Carlos Sainz llegó en la vuelta 20. El piloto de Toro Rosso fue el único de la parrilla que optó por completar la carrera con un solo cambio de neumáticos. Por detrás, el Alonso más enfadado de los últimos tiempos pedía que no le hablaran más por radio en el resto de la carrera. Indignación ante un motor que no está al nivel del Gran Circo, y que dijo basta en la vuelta 27.

El duelo en la zona media tuvo de nuevo a los Force India como actores principales. Otro toque entre ambos que acabó con la esperanza de lograr un buen resultado en Spa. Pérez cerró a su compañero contra el muro en la recta de meta, y el alerón delantero de Ocon saltó por los aires, mientras que ‘Checo’ pinchó a causa de su choque. Safety car en pista y todos a boxes.

Vettel optó por una estrategia agresiva montando el compuesto ultrablando para las últimas 13 vueltas, mientras que Hamilton colocó el neumático blando para acabar la carrera, algo que daba ventaja al alemán en los primeros metros tras la apagada de luces del coche de seguridad. La carrera se relanzó –con Bakú en la memoria–, en este caso sin incidentes de ningún tipo, Lewis logró defenderse de un ataque muy agresivo del piloto de Ferrari y cimentó su victoria. Por detrás, Ricciardo y Räikkönen se aprovecharon del rebufo –y la goma blanda– de Bottas para adelantarle. Decepcionante el rendimiento del de Mercedes con el compuesto más duro del fin de semana.

Vettel siguió intentándolo, pero no pudo con el consistente pilotaje de Hamilton que sacó lo mejor de sí mismo para alejarse de su rival por el campeonato en los últimos giros. Gran victoria de Lewis que aprieta el Mundial y lo deja en sólo siete puntos. Ricciardo acabó tercero, seguido por Räikkönen y Bottas.

Hülkenberg finalizó en sexta posición, seguido por Grosjean y el Williams de Felipe Massa. Ocon, pese al incidente con su compañero de equipo logró finalizar en novena posición, y Carlos Sainz, de nuevo con una carrera sin errores y muy completa, consigue sumar puntos por primera vez en SpaStroll se quedó a las puertas del Top 10, Kvyat fue duodécimo y Palmer, de nuevo decepcionante, decimotercero. Vandoorne fue decimocuarto justo por delante de Magnussen. Cerró la carrera el Sauber de Marcus Ericsson. En cuanto a los abandonos, Wehrlein se retiró en la vuelta 3, mientras que desde Force India mandaron el coche de Pérez al garaje a falta de 2 vueltas para el final.

La Fórmula 1 no descansa en esta ocasión, y en escasos 5 días volveremos a tener acción en pista. Será en Monza, el templo de la velocidad y casa de Ferrari. El Gran Premio de Italia será testigo de un nuevo duelo entre Hamilton y Vettel que puede ser decisivo para el desenlace final del Mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *