Noticia original: www.soymotor.com/…

El Mundial ha quedado visto para sentencia tras una nueva victoria de Lewis Hamilton. El piloto británico se ha llevado una controlada victoria en Austin, justo por delante de Vettel, que no ha tenido oportunidad de atacar al piloto de Mercedes. Hamilton ya mira a México, donde se proclamará Campeón del Mundo si finaliza en quinta posición o mejor, independientemente de lo que haga su rival.

Tenía que ser en Estados Unidos donde viéramos una presentación con un show a la altura de la Fórmula 1. La mítica voz del boxeo, Michael Buffer, presentó a todos los pilotos y equipos antes de la carrera en un acto sin precedentes en el Gran Circo. Tras el espectáculo ‘made in USA’, comenzó la batalla.

Salida perfecta de Sebastian Vettel que consiguió adelantar a Hamilton en la primera curva. También Alonso arrancó bien en los primeros metros y adelantó a Carlos Sainz. En cuanto a Verstappen –que salía 16º por cambios en el motor–, sólo necesitó tres giros para meterse entre los 10 primeros.

Hamilton, con más ritmo que Vettel, se olvidó por completo de la calculadora y adelantó al piloto de Ferrari en la vuelta seis. Bottas por su parte hizo tapón –y desesperó– a Ricciardo, que trataba de adelantar al finés subiéndose por las paredes en la lucha por la tercera plaza. Eso destrozó sus gomas y le obligó a parar en boxes en la vuelta 13, aunque la carrera del piloto de Red Bull acabó tres giros después, cuando su motor dijo basta.

Ferrari decidió meter a Seb en la vuelta 17, y Mercedes alargó la parada de Lewis hasta la 20, algo que hizo que la ventaja del líder se redujera considerablemente. De hecho, a punto estuvo el alemán de recuperar el liderato, pero Hamilton aguantó el envite las primeras dos curvas y con gomas más frescas volvió a ampliar su ventaja.

Nuevo drama para McLaren-Honda y Fernando Alonso, que tuvo que retirarse en la vuelta 25 por un problema en el motor. ¿La buena noticia? Sólo quedan 3 Grandes Premios más con la unidad de potencia japonesa para Fernando. “No me lo puedo creer, seis u ocho puntos perdidos otra vez”, aseguraba el asturiano por radio.

¿Y Carlos Sainz? Brillando en su primera carrera con Renault. El piloto madrileño consiguió deshacerse de Sergio Pérez en la vuelta 35 con una maniobra simplemente sensacional. Carlos se preparó el adelantamiento a la perfección durante varias curvas y tras ir emparejado con el correoso piloto mexicano, se deshizo de él en la curva 14 para hacerse con la séptima plaza. El público en pie y sonrisas en el garaje de los de Enstone como preguntándose: ‘¿Por qué no lo hemos traído antes?’.

La carrera se convirtió en una duda en cuanto a la estrategia. La opción más rápida eran dos paradas, pero los pilotos gestionaron al máximo durante el segundo stint pensando en llegar hasta el final con un solo pit-stop. Fue Verstappen el que se atrevió primero al entrar en boxes para su segunda parada en la vuelta 38. Una decisión que emuló Vettel en el siguiente giro, para cubrirse del holandés y poner nervioso al personal de Mercedes. Pero no funcionó. Hamilton siguió en pista y la apuesta de Ferrari naufragó.

Kimi Räikkönen adelantó a su compatriota de Mercedes en la lucha por la segunda plaza mientras Vettel trataba de recuperar el tiempo perdido en su parada. El alemán logró adelantar a Bottas con una maniobra tan arriesgada como espectacular –y con Vandoorne como espectador de lujo– a cinco giros del final. Varias curvas más tarde Kimi se apartó para dejar vía libre a su compañero y que tratara de alcanzar a un Hamilton que estaba a más de 14 segundos. Misión imposible para Vettel y título prácticamente sentenciado para Hamilton, que se llevó una victoria más cómoda de lo pevisto en Austin.

La emoción en el tramo final se centró en Verstappen, que llegaba con gomas más frescas para buscar la última plaza del podio. Y la logró sobre la bocina, pero sólo temporalmente. El piloto holandés se deshizo de Räikkönen en la curva 17 de la última vuelta con una maniobra magistral que le otorgaba la tercera posición. Pero unapenalización de cinco segundos por salirse de los límites de la pista le privó de subir finalmente al cajón. Jarro de agua fría para Verstappen que tuvo que conformarse con la cuarta plaza.

Bottas, con un rendimiento decepcionante durante todo el fin de semana, fue quinto. Ocon aguantó la sexta posición tras una intensa pelea con Carlos Sainz. Séptima posición para el madrileño en su debut con la escudería del rombo y un fin de semana brillante, muy sólido y sin errores que confirma que la apuesta de Renault ha sido todo un acierto.

Pérez finalizó octavo, justo por delante de MassaKvyat celebró su vuelta a Toro Rosso con el décimo lugar. Stroll sólo pudo ser undécimo y Vandoorne –que salió último por cambio de motor– duodécimo. Hartley finalizó decimotercero en su debut en F1, justo por delante de Grosjean y Ericsson. Cerró la clasificación Kevin Magnussen.

El Gran Circo se despide de Estados Unidos, pero no descansa. La próxima semana volveremos a tener acción en pista en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde Lewis Hamilton tendrá una oportunidad de oro para proclamarse Campeón del Mundo.

2 Comments

  1. Turu

    Joer, lo de Bottas es lamentable. Menos mal que ha renovado ya.

    Con el rendimiento del Mercedes este fin de semana…

  2. este fin de semana tenemos carreritas interesantes , tanto en F1 como en Moto Gp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *