El histórico circuito de Le Mans albergará este fin de semana la quinta prueba del Mundial de MotoGP , la segunda que se disputa en Europa esta temporada después del pasado Gran premio de España que se corrió en Jerez hace un par de semanas.

Este mítico trazado de 4.2 km de longitud y un total de 16 curvas (5 a izquierda y 9 a la derecha), se caracteriza por tener la recta de meta más corta del campeonato, de apenas unos 450 metros, que además termina con una primera chicane que siempre despierta emociones en el momento de la salida. Habrá que estar atento a dicho punto en Moto3, categoría en la que año tras año las motos de la cilindrada más pequeña del mundial protagonizan algún incidente al llegar a las dos primeras curvas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *