Empezaba el mes más corto del año de no muy buena manera para el combinado de World of SimRacing. Las 6 horas de Interlagos del VEC era la primera de las grandes pruebas que afrontar. Carrera que a priori se presentaba conflictiva debido a una previsión meteorológica inestable. La sesión de clasificación se celebraba en seco, con séptima posición para Marco Rodríguez al volante del Corvette #151 y decimocuarta para Andros Álvarez en el #155. Y comenzaba la carrera, tras las dos primeras curvas, comenzaba a diluviar en Sao Paulo. Sería una carrera exigente para el muro, la estrategia sería importante. Según avanzaba la carrera, la pista evolucionaba de manera continua, tan pronto se secaba como comenzaba a llover de nuevo. De la buena gestión de estas condiciones, se aprovechaba el C7R #151 para liderar la carrera con Adrián Subiela, que alcanzando la mitad de la prueba controlaba la situación con autoridad. Mientras, el #155 tras verse envuelto en varios incidentes, se preparaba para que David Hoyo tomará el relevo.

Fue en la cuarta hora de carrera, cuando las opciones de victoria se difuminaban, Subiela salía del box tras cambiar de neumáticos de agua a slicks, y tras su primera vuelta pisaba el piano tras la S de Senna perdiendo el control del coche y acabando contra las protecciones. Conseguía llevar el coche a box para realizar reparaciones, y que en este caso, Eduardo del Rincón tomase la responsabilidad de finalizar la carrera. Sin embargo, a pesar del tiempo perdido en box, el coche seguía seriamente dañado, y minutos más tarde Eduardo finalizaba la carrera en el mismo muro que antes había probado su compañero. Abandono del #151. Era David Hoyo, en última instancia, quién salvaba el honor del Word of SimRacing Team llevando el C7R #155 a casa, en octava posición y sumando 4 puntos en el debut de la alineación Junior.

 

También se celebraba el mismo fin de semana, las complicadas 12 horas de Bathurst en iRacing. El mágico emplazamiento de Mount Panorama pondría a prueba a Jose A. Hermosel, Iker Estefanía y Andrés Quintana a bordo del Mercedes AMG GT3. No empezaban mal las cosas para los nuestros, partiendo desde la cuarta posición, pronto Quintana ganaba una posición y se colocaba a estela del dúo de cabeza. Con el paso de las vueltas el AMG #151 hacía valer su ritmo hasta alcanzar el liderato de la prueba. Primera posición que tras el primer paso por boxes comenzarían a intercambiarse con el Sinergy SimRacing, que tras el primer cambio de pilotos conseguía un pequeño colchón de 20 segundos, que poco a poco Estefanía comenzaba a limar en su turno. Pasaban las horas y el World of SimRacing Team seguía con posibilidades de victoria en el templo australiano, pero era en el transcurso de la cuarta hora de carrera, cuando en el afán de recortar distancias con la cabeza, Andrés cometía un error en Murrays que acabaría con el Mercedes contra las protecciones. El coche llegaba a box a duras penas, con largos minutos por delante de reparaciones, minutos que costaban ocho vueltas de desventaja. Sin embargo, el equipo volvía salir a pista de nuevo, de la mano de Hermosel, dispuestos a afrontar el resto de carrera con energías renovadas. Y así hicieron, el trío español mantuvo la actitud competitiva, y alzó al GT3 alemán a la octava posición de la categoría, y décimo séptimo absoluto.

Febrero es un mes particular, y las carreras también lo estaban siendo. Veníamos de dos circuitos que al contrario de la norma, giran en sentido opuesto a las agujas del reloj. Pues bien, lo íbamos a seguir haciendo. Esta vez poníamos rumbo a Estados Unidos, concretamente al Texas Motor Speedway, para afrontar la primera prueba del #MGTOval, en lo que significaría el debut de Iván Fernández con el equipo, que formaría pareja con Andrés Quintana. No les sonreiría a los nuestros la fortuna, viéndose envueltos en varios accidentes con los que verían mermadas sus prestaciones. Puesto 25º para Iván y 34º para Quintana.

Tendrían la oportunidad de revancha una semana más tarde, en el Bristol Motor Speedway. En esta ocasión si que la suerte estaba de nuestra parte, que junto a una gran gestión de las situaciones de bandera amarilla, aupaba a Andrés al Top 5 e Iván al Top 10 en la parte final de la carrera. Pasando la bandera a cuadros en 7ª y 13ª plaza final, firmando una gran actuación entre los más de 40 rivales.

Siguiente parada: 10 horas de Suzuka de SCO, a donde el WOSR Team acudía con el Corvette C6.r GT1 a cargo de Juan Prieto, Antonio J. Catena y Andrés Quintana; y el Ferrari 488 GT3 en manos de Rubén Escribá, Juan C. Marquijano e Iker Estefanía. El evento comenzaba con dificultades para el combinado español, con un Prieto que no encontraba su vuelta buena y marcaba el 19º mejor tiempo, mientras que Estefanía sufría un mal parecido y marcaba el 20º mejor tiempo de su clase. Pero la carrera iba a ser larga, y la Qualy pasaría a segundo plano. Valiéndose de un consistente ritmo y cero errores, ambos coches comenzaban a escalar posiciones en la general, entregando Juan el testigo a Andrés en 13ª posición, e Iker a Rubén en 16ª plaza.  Quintana realizaba un gran stint comenzando a coquetear con el Top 10, entregándole en perfecto estado el coche a Catena, encargado de prolongar las aspiraciones del GT1, y sacar tajada de los errores de los rivales. Pasado el ecuador de la carrera, tomaba los mandos del GT3 Marquijano, en una ya más que reseñable duodécima posición, los chicos del Ferrari seguían recogiendo cadáveres.

Restaban ya menos de tres horas de carrera, y ambos coches disputaban el Top 10, pero una lamentable maniobra del Ferrari GT3 de AVA SimSport cruzando de izquierda a derecha la pista para entrar en box, causaba un accidente múltiple en el que se veía envuelto Iker Estefanía, dañando seriamente el coche, e hipotecando las opciones de entrar entre los diez mejores. Mejor suerte corría el Corvette, que tras unos magníficos últimos stints continuaba su progresión, y obtenía un excelente octavo puesto absoluto en la clasificación final de la carrera. El 488 lograba cruzar también la meta tras perder varias vueltas debido a las reparaciones, anotando para el World of SimRacing Team una decimosexta posición.

Y concluíamos el mes de Febrero, con el mítico circuito de Daytona. Volvían a tierras americanas Andrés Quintana e Iván Fernández tras las buenas sensaciones de Bristol. Y no empezó mal la carrera, ambos pilotos se mantenían juntos en la línea interior del pelotón de cabeza, dejando pasar las vueltas. Pasaban la primera amarilla y el primer paso por boxes sin mayores altercados, llegando incluso a ganar varias posiciones. Hasta llegar a la fatídica vuelta 69, dónde Quintana sufría un desafortunado empujón que descolocaba la parte trasera de su coche y le hacía perder el control provocando un big one, accidente en el que también se veía envuelto Fernández, arruinando por completo la carrera de los dos SS del WOSR Team.

Tras esta crónica, esperamos ansiosos el próximo mes de competición, para dar seguro mejores noticias.

7 Comments

  1. Vamos, vamos. Que dura fue la carrera.

  2. Buen mes de febrero poco a poco vamos cojiendo solided esperemos que poco a poco y con trabajo lleguen aun mejores resultados

  3. Muy buena cronica.
    Mes intenso pero lleno de momentazos.
    A por marzo!

  4. Excelente crónica.
    Hay que seguir trabajando.
    Vamos por buen camino y cada vez estamos mas contentos de pertenecer al equipo con estos grandísimos compañeros.
    Saludos……

  5. Gran resumen de un febrero lleno de carreras! A por ellos WOSRT

  6. Andres Quintana

    Para ser corto Febrero, hubo de todo. A seguir aprendiendo y mejorando.

  7. Muy bien chicos , ahora vamos a por marzo a tope

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *