¿Qué es el clipping?

En el mundo del simracing se conoce como clipping al estado en el que el volante recibe órdenes de entregar más fuerza por parte del simulador, pero sin embargo éste ya ha dado todo el par (Nm) que podía y no es capaz de representar fielmente la diversidad de fuerzas.

En la siguiente imagen se aprecia claramente; la línea intermitente es la fuerza que debería representar el volante, mientras que la contínua es la que es capaz de ejercer:

Este efecto lo encontramos en volantes de gama media y baja, acentuándose generalmente a medida que el precio del periférico disminuye, aunque no siempre es así como ahora veremos.

¿Cuál es su origen?

Dejando a un lado los choques o golpes en la dirección, su causa radica en la fuerza que puede ejercer un volante de un coche real de competición, sobre todo cuando rodamos con un coche de gran carga aerodinámica por curvas rápidas. Aun con sistemas de dirección asistidos, el piloto debe sentir el peso del coche en sus manos (más en simracing donde las manos son nuestra principal fuerte de información) y eso implica un volante duro.

Teniendo en cuenta esto, hay dos razones por las que los fabricantes nos venden volantes que desarrollan clipping:

1. Los motores económicos no son capaces de desarrollar tanta fuerza; de hecho aun con engranajes (para transformar velocidad en fuerza), vemos que se quedan cortos.

2. La mayoría de gente no necesita volantes tan potentes; de hecho podría ser un problema debido a que necesitaría un sistema de sujeción más fuerte, y por otro lado podría llegar a ser peligroso si llega a las manos de niños o gente inexperta.

¿Cuál es el mejor volante, de gama media, en relación €/Nm (torque)?

De entre los más famosos tenemos los siguientes datos de torque máximo:

  • Logitech G25/27/29: 3 Nm (270 €)
  • Thrustmaster T300/500: 6 Nm (260 €)
  • Fanatec Clubsport V1: 5 Nm (320 €)
  • Fanatec Clubsport V2: 7 Nm (750 €)

Tomando los precios que he puesto entre paréntesis, obtenemos que el coste de cada NM es el siguiente:

  • Logitech G25/27/29: 90 €/Nm
  • Thrustmaster T300/500: 43 €/Nm
  • Fanatec Clubsport V1: 64 €/Nm
  • Fanatec Clubsport V2: 107 €/Nm

Dejando al de Thrustmaster como claro vencedor en este sentido, seguido por la base Fanatec Clubsport V1.

¿Qué podemos hacer para lidiar con el clipping?

Bueno, lo primero es aceptar la realidad: el volante que tenemos no va a dar más de lo que da su motor. A partir de ahí lo único que podemos hacer es aprovecharlo al máximo para que nos informe lo mejor posible, lo cual podemos conseguir siguiendo dos claves:

1. En la configuración del dispositivo, decirle que use el 100% de la fuerza del volante. Con ello nos aseguramos de que el volante no se reserve nada a la hora de usar el motor.

2. En la configuración del juego, bajaremos la intensidad del FFB de forma que en conducción normal (sin accidentes) no haya clipping sostenido. La cuestión es que en una curva rápida podamos notar como a medida que giramos, la fuerza del volante sube y sube hasta que perdemos el tren delantero por subviraje.

 

Y hasta aquí todo lo que quería comentaros sobre este indeseable efecto. Si tenéis dudas o simplemente quereis añadir algo, dejad vuestros comentarios.

Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *