Como todo camino, tiene un fin y un empiece. Es hora de empezar un nuevo camino, un camino que aprende del pasado y quiere seguir hacia el futuro, un futuro donde se dejan atrás muchas cosas entre ellas malos y muy buenos momentos dejando entrar a lo nuevo.

Los cambios son obligatorios, son necesarios para poder avanzar y poder dar más día tras día.

 


Mejorar es cambiar; así que para ser perfecto hay que haber cambiado a menudo.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *