Con otra victoria en 2016, la fábrica italiana confirma su buen rendimiento en el Campeonato del Mundo de MotoGP™.

Desde que Casey Stoner dejó el equipo italiano en 2010, Ducati ha sufrido temporadas difíciles en la categoría reina del Campeonato del Mundo de MotoGP™. 2016 ha sido un año de sacrificio para volver a ver sus pilotos subir a la cima del podio, con dos victorias, además de otros éxitos.

El único piloto que ha ganado un título vistiendo el color rojo de Ducati es Casey Stoner. El piloto australiano derrotó a Valentino Rossi (Monster Yamaha MotoGP) en la temporada 2007, además puso al legendario fabricante en el punto de mira de todo el mundo. Cada vez que subía a la Ducati, Stoner lograba éxitos, pero a finales de 2010 pasó a pilotar la Honda.

Después de dos años complicados, a pesar de la llegada de Valentino Rossi – 9 veces campeón del mundo, la temporada 2013 fue otro año complicado para la fábrica de Borgo Panigale, pero llegó Andrea Dovizioso (Ducati Team), un piloto que tendría un papel fundamental para el equipo en cuanto a crecimiento y evolución de la fábrica.

2014 fue el año en el que se empezaron a asentar las bases del equipo que conocemos hoy en día, una base sólida par competir por el título en la categoría reina con la llegada de Gigi Dall’Igna para dirigir el proyecto. Después de tres años difíciles, había un plan serio y con un objetivo.

La temporada 2015 empezó bien para la fábrica italiana, los pilotos eran Andrea Dovizioso y Andrea Iannone (Ducati Team) y en Qatar terminaron ocupando el segundo y tercer escalón del podio. En el transcurso del año, los dos pilotos de Ducati sumaron 8 podios, pero ninguna victoria.

Andrea Iannone gana en el Red Bull Ring seguido por Andrea Dovizioso en un Gran Premio histórico para Ducati
Andrea Iannone gana en el Red Bull Ring seguido por Andrea Dovizioso en un Gran Premio histórico para Ducati

La piedra angular ha sido la temporada 2016 en la que Ducati ha logrado llegar a lo más alto. A pesar de una difícil primera parte de la temporada marcada por la mala suerte, el equipo italiano fue una amenaza ya desde el principio. Con un gran ritmo de podio en muchos de los escenarios del calendario, los libros de motociclismo han reescrito la historia después de la victoria de Andrea Iannone en el Red Bull Ring del Gran Premio de Austria. Se trataba del escenario perfecto para que la Desmosedici GP16 lograra la primera victoria, que no se conseguía desde 2010. Iannone y Dovizioso disputaron una carrera mano a mano, en la que finalmente ocuparon la primera y segunda posición, con tres segundos de ventaja respecto al tercero.

Ducati volvía a la senda de la victoria, pero faltaba un estímulo más para demostrar el buen rendimiento del equipo. ‘DesmoDovi’ consiguió la victoria en el Gran Premio de Malasia, siendo la segunda victoria de Ducati del año, su segunda victoria en la categoría de MotoGP™ y el noveno ganador de la temporada 2016. Esta victoria confirmó una vez más que Ducati va enserio y que es una de las fábricas a batir.

Fuente: motogp.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *