Aday Coba suma una nueva victoria con la que completa un poker en la Advanced Mazda Cup.

Cuarta cita de la MX5 de Latinoamérica iRacing Series, en el mítico circuito francés de Le Mans, que sin duda daría mucho juego para las batallas con el pequeño deportivo japonés. Algo parecía cambiar en la dinámica del campeonato, que venía de tres pruebas con mismo ganador. Adriá Pérez se anotaba la pole, seguido por un Alex Rourera que había acabado la semana anterior con buenas sensaciones y que bajaba de la primera línea a Aday Coba, que se veía acompañado por Ricardo Rico en cuarta posición.

Pero escribimos bien, tan solo parecía, pues tras descontar los primeros metros de carrera Coba ya salía de la chicane Dunlop en segunda plaza, a la zaga de su compañero, mientras que Rourera trataba de defender los envites de Rico. Esta pelea propiciaba que el dúo de cabeza ganase unos metros de ventaja y comenzase una productiva colaboración hasta la última vuelta de carrera, distanciando segundo tras otro al grupo perseguidor formado por Rico, Terrada, Ortíz Poveda, Scalassara y Roque García, ya que fruto de la presión, Rourera sufría un slow down que le apartaba de la lucha en los lugares de cabeza

Ellos serían la verdadera salsa de la carrera, con una batalla continua vuelta tras vuelta, que propiciaba la reincorporación en la vuelta 4 de Rourera y Jaume Dalmases formando un interesante grupeto de siete pilotos en disputa por el último cajón del podium. Un pelotón que sería breve, pues ambos pilotos se enganchaban y colisionaban contra las protecciones en la salida de la chicane Michelin, arruinando su carrera. Scalassara se veía obligado a levantar para evitar el accidente, y perdía contacto con los que hasta ahora, eran sus acompañantes en Le Mans.

Pero las hostilidades iban en aumento, y en la siguiente vuelta, en el mismo escenario: chicane Michelin; Rico perdía el control del MX5 tras tocarse con García. Cambio de cromos, el español se caía de la pelea pero lanzaba un salvavidas al brasileiro Scalassara, que se enganchaba de nuevo a sus recientes rivales. Esto son carreras, y nunca mejor dicho, dan muchas vueltas…

Sin embargo Terrada tensaba el ritmo en el penúltimo paso por meta y estiraba el grupo, tratando de ganar ese colchón que le permitiese firmar un tercer puesto. Vano esfuerzo, ya que no conseguía los metros suficientes para mermar el efecto del rebufo, y Ortíz le tiraba el gancho. Antonio se preparaba para la ofensiva, y atacaba en la frenada de Mulsanne con éxito, subiendo a la tercera posición. Lugar que defendería exitosamente hasta el final, logrando su primer podium, cruzando la meta seguido de Jorge Terrada, Roque García y Carlos Scalassara.

Adriá Pérez lideraba la última vuelta, pero cuál prolongación de su coche, estaba Aday Coba, al acecho, seguro de sus posibilidades. Desechaba intencionalmente las posibilidades de adelantamiento en Les Hunaudieres, pero salía de Mulsanne muy pegado a Pérez, llegando a Indianápolis muy por delante sin necesidad siquiera de apurar la frenada. Pero tendría que defenderse en Courbe du Buisson del ataque de su compañero. Ambos llegaban emparejados a negociar las curvas Porsche, aguantando el líder del campeonato muy bien el exterior, para luego ganar la cuerda en los siguientes virajes.  Pero Adriá no tiraba la toalla, y atacaba en el último suspiro a Aday, obligando al cabeza de carrera a una trazada defensiva que le penalizaba en la salida de las chicane Ford. El aspirante salía con mucha tracción de la última curva, comenzaba a ganar metros, se emparejaba…  18 milésimas.

Ese es el margen con el que Aday Coba sumaba su cuarta victoria consecutiva, y ahora sí, establecía sentencia final al campeonato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *