Noticia original: www.soymotor.com/…

El domingo amaneció en Sochi con un cielo encapotado, que descargó una ligera llovizna sobre el circuito en los minutos previos al Gran Premio. La incertidumbre sobre la posible llegada de la lluvia fue constante en los preparativos de la carrera, pero no cristalizó y el asfalto se mantuvo en condiciones de seco para la salida.

Mercedes monopolizaba la primera fila de la parrilla tras la sesión de clasificación. Valtteri Bottas estaba en la Pole Position por segunda vez esta temporada. Su compañero Lewis Hamilton le acompañaba en segunda posición, lastrado por dos errores de pilotaje en la Q3 del sábado.

El equipo de Toto Wolff llegaba como claro favorito por su superioridad en la cronometrada y su ritmo en las tandas largas. Ferrari, en cambio, estaba necesitada de un revulsivo para mantener vivo el Mundial. Sebastian Vettel, tercero en la parrilla, estaba obligado a obrar un pequeño milagro para reducir la ventaja de Hamilton, que le sacaba 40 puntos en la clasificación.

Esta vez la pelea de los equipos punteros fue cosa de solo cuatro coches, porque Daniel Ricciardo y Max Verstappen, condicionados por una sanción, estaban condenados a empezar desde el fondo del pelotón. Stoffel Vandoorne –caja de cambios–, Fernando Alonso –motor–, Pierre Gasly –motor– y Brendon Hartley –motor– se hallaban en la misma situación.

La gestión de los neumáticos se perfilaba como un factor decisivo para el devenir de la carrera. Los coches de Mercedes y Ferrari partían con el compuesto ultrablando para esquivar la degradación del hiperblando, que sí montaron los seis coches restantes del Top 10. Carlos Sainz, undécimo, se decantó por el blando para remontar y pelear por los puntos, como Ricciardo y Verstappen. Alonso, decimosexto, recurrió al ultrablando.

hamilton-mercedes-victoria-rusia-f1-soymotor.jpg

SalidaValtteri Bottas no dejó lugar a la sorpresa y conservó el liderato. Menos atinado estuvo Lewis Hamilton, que derrapó y perdió unos metros de oro. Sebastian Vettel lo aprovechó para emparejarse con él en la rapidísima curva 1, pero Lewis cogió el rebufo de Bottas y el pico de velocidad punta le permitió mantener su posición. Lewis entró pasado en la curva 2 y Sebastian se volvió a poner en paralelo en la curva 3, con el mismo resultado que en el primer intento.

Por detrás, gran arrancada de Max Verstappen. El holandés pasó de la decimonovena a la decimotercera posición en los primeros kilómetros, pese a estar con un neumático más duro que sus rivales. Luego superó a Nico Hülkenberg y Carlos Sainz. Este últimotuvo un toque con Sergey Sirotkin y dañó el lado derecho de su Renault, lo que le supuso una pérdida de rendimiento para el resto de la carrera. Max superó a Charles Leclerc en la vuelta 8 para situarse quinto, justo detrás de los líderes. En aquel momento, Daniel Ricciardo era undécimo.

Con el paso de los minutos, la carrera se estabilizó y los líderes empezaron a distanciarse del resto. Bottas tenía una ventaja de un segundo sobre Hamilton y éste tenía 1,9 segundos sobre Vettel, que se mantenía enganchado a los hombres de Mercedes, atento a cualquier oportunidad que pudiera surgir.

Mientras tanto, Pierre Gasly abandonó después de un espectacular trompo en la curva cuatro. Fernando Alonso se la jugó con una parada en boxes temprana para poner neumáticos blandos. Fue todo un acierto, porque hizo el undercut a Stoffel Vandoorne, Lance Stroll, Sergey Sirotkin y escaló hasta la decimoquinta posición.

En la vuelta 12, los líderes movieron ficha. Mercedes llamó a Valtteri Bottas para proteger su liderato. Sebastian Vettel entró un giro después para ejecutar un undercut a Lewis Hamilton, que en ese instante le sacaba 1,8 segundos. La estrategia surtió efecto y Sebastian le ganó la posición cuando Lewis paró en el siguiente paso por meta.

Lejos de derrumbarse, Hamilton se hizo grande en los retrovisores de Vettel. Le cogió el rebufo en la recta de meta. Quiso ganarle el interior, pero el alemán cambió su trazada y lo arrinconó contra el muro. Lewis levantó el pie para evitar el contacto, pero volvió a la carga. Entró en su aspiración en la rápida curva 3 y se salió al exterior para rebasarlo en la siguiente frenada, donde lo adelantó limpiamente para recuperar a la segunda posición. Dirección de Carrera investigó la maniobra defensiva de Vettel, pero no consideró necesario imponer ninguna sanción.

En la vuelta 18, Kevin Magnussen adelantó a Carlos Sainz en la curva 2. El danés cerró al madrileño y le obligó a irse más allá de los límites de la pista. El madrileño instó a su equipo a denunciarlo ante Dirección de Carrera, ya que él recibió una sanción de cinco segundos por una maniobra idéntica en el pasado. No hubo investigación.

hamilton-bottas-mercedes-2018-f1-soymotor.jpg

Esteban Ocon y Sergio Pérez se volvieron a encontrar sobre el asfalto. El francés era décimo e intentaba pasar a Kevin Magnussen, pero no lo conseguía. El mexicano sentía que era más rápido que su compañero y pidió órdenes de equipo. Se las concedieron.

Mucho se había especulado sobre la posibilidad de que Mercedes ayudase a Lewis Hamilton a costa de su compañero. Los pronósticos se hicieron buenos en la vuelta 25. Le pidieron a Valtteri Bottas que “dejase pasar a Lewis en la curva 13” y el piloto obedeció. Se fue al interior y levantó el pie para que pasase su compañero, que en ese momento tomó el liderato virtual del Gran Premio.

Valtteri se quejó, dijo que él era más rápido, pero Mercedes se justificó con que Hamilton sufría blistering y que, en consecuencia, podía quedar expuesto ante los ataques de Vettel. La realización captó un ligero blistering en el neumático trasero izquierdo de Lewis. Ése no era el único problema en esa fase de la carrera, ya que el inglés también reportó una pequeña vibración en su unidad de potencia. Su equipo lo investigó, aunque su ritmo en pista no se vio comprometido.

En la vuelta 37, le pidieron a Pérez que le devolviese la posición a su compañero Ocon ante la imposibilidad de adelantar a Magnussen, que rodaba a 1,6 segundos de los Force India. El mexicano obedeció y dejó pasar al francés en la curva 2.

Max Verstappen no hizo su parada hasta que quedaban 10 giros para el final. Con su entrada en el Pit-Lane, se reordenó la clasificación y Hamilton asumió definitivamente el liderato de la carrera. Verstappen se reincorporó con ultrablandos en quinta posición, delante de su compañero y a 13 segundos de Kimi Räikkönen.

Lewis Hamilton se dedicó a partir de entonces a controlar su ventaja sobre Valtteri Bottas, que en el último instante preguntó por radio si se intercambiarían posiciones como hicieron en Hungría 2017. Mercedes respondió que no. Hamilton cruzó la línea de meta y sumó otros 25 puntos que le permiten ampliar aún más su ventaja sobre Sebastian Vettel, que terminó tercero.

Charles Leclerc ganó la batalla de la zona media con su Sauber, después de cuajar un espectacular adelantamiento por el exterior a Kevin Magnussen en los primeros compases de la carrera. El danés terminó octavo seguido de los Force India de Esteban Ocon y Sergio Pérez. Fernando Alonso fue decimocuarto en un domingo frustrante para McLaren. Carlos Sainz, decimoséptimo, condicionado desde la primera vuelta por los daños de su monoplaza.

podio-rusia-2018-f1-soymotor.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *