Fernando Alonso ha lamentado una dirección de la Fórmula 1 que considera poco clara y los muchos defectos de las normas vigentes, que le hacen pensar en su futuro. El actual piloto deMcLaren ha afirmado que hay muchos aspectos de hoy en día que no le gustan del Gran Circo, entre los que se encuentran los motores híbridos V6 turbo y la actual gama de neumáticos Pirelli.

En estos días la F1 está en un momento de altibajos, por varias cosas respecto a la dirección, porque no está clara. No estoy del todo contento por algunas cosas que suceden; nunca podemos llevar los coches a su límite real, nunca podemos atacar tanto como nos gustaría porque los neumáticos no lo permiten. Si se presiona demasiado duro se produce el recalentamiento y pierden agarre de inmediato. Si utilizas el motor demasiado, pasas por encima de los parámetros de consumo“, ha apuntado de inicio en una entrevista para el medio italiano Autosprint.

Para ser rápido en la F1 de hoy, no se debe atacar demasiado, ese es el secreto, pero eso es algo en contra de los instintos de un piloto. Por eso los coches actuales no son tan agradables de conducir en comparación con otras épocas, cuando las normas técnicas eran diferentes. Esta situación no me hace muy feliz. No digo que los coches actuales sean más fáciles de conducir, pero sin duda, son distintos desde un punto de vista físico y para encontrar el verdadero límite del coche. Eso es porque antes, cuando atacabas a una vuelta, la velocidad media curva era tan alta que realmente tenías que confiar en tu monoplaza, confiar en que sabias manejar la situación. Con menos agarre, es más fácil encontrar el límite. Antes, después de diez vueltas, tenía que tener un masaje de dos horas, mientras que ahora se puede conducir 150 vueltas y casi no sudas al final“, ha proseguido.

Alonso ha asegurado que los cambios en las reglas para el 2017 necesitan hacerle volver a disfrutar del pilotaje de los coches de Fórmula 1 de nuevo para seguir en el Campeonato. Si no es así, a continuación, con un año más de contrato en McLaren, reiteró que podría irse lejos de la F1 y quizás probar las 24 Horas de Le Mans o las 500 Millas de Indianápolis. “Muchas cosas cambiarán el próximo año, esperemos que el placer de pilotar vuelva a ser un factor importante“, ha añadido Alonso.

Si veo que la F1 lleva a una dirección diferente en comparación con lo que conocía y amaba en el pasado reciente, en ese momento podré considerar otras alternativas y dejar la F1. Le Mans sería la opción más cercana a mi estilo de pilotaje. Las 500 Millas son un cambio radical y fascinante porque hay que aprender un estilo de conducción completamente diferente y una forma de pensar. Sin embargo, me gustaría estar abierto y listo para aprender, porque cuando has sido campeón del mundo de F1 sólo hay otras dos carreras que son equivalentes en cuanto al prestigio: las 24 Horas de Le Mans y las 500 de Indianápolis. Pero en cualquier caso, sería u

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *