Última prueba de la Advanced Mazda Cup de Latinoamérica iRacing Series en el trazado italiano de Monza, en su variante Junior. Con el campeonato decidido ya, quedaba por dilucidar el subcampeonato y los puestos de honor de esta última prueba.

Comenzábamos con una sesión de clasificación con un Alex Rourera que confirmaba su gran momento de forma con su primera Pole Position del campeonato, siendo acompañado en primera línea por Coba, seguido de Pérez, Rico, Ortíz Poveda y Roque García cerrando la tercera línea. Todos ellos familiarizados con las posiciones punteras de esta MX5 Cup.

Poco le duraría el 1 a Rourera, que tras defender la posición durante la primera vuelta, pronto se veía envuelto en la lucha del grupo y comenzaba a intercambiar posiciones con sus rivales en cabeza de carrera, mismos protagonistas que en la sesión de clasificación.

Cumplida la decena de vueltas, comenzaba a romperse la carrera, y se definía claramente un grupo al frente con siete pilotos: Adriá Pérez trataba de escaparse mientras que Aday Coba presentaba batalla a Álex Rourera y Roque García, ralentizando la marcha de estos, dándole unos valiosos metros a su compañero.

García cometía un error en la primera frenada, que le costaba cuatro posiciones, y con ello la cola de un grupo que parecía romperse definitivamente. La colaboración entre Pérez y Coba resultaba en el distanciamiento inmediato de sus perseguidores, que a tres segundos se mantenían inmersos en una lucha a cuatro bandas, que no les beneficiaba nada.

Llegaba el ecuador de la carrera, y parecía que Rourera y Rico llegaban a un entendimiento para colaborar, y pronto comenzaban a tener resultados viendo como el GAP con el dúo de cabeza disminuía paulatinamente. En la vuelta 25 Álex, Ricardo y Antonio conectaban para formar un nuevo quinteto estelar, Roque sin embargo, no tenía tanta suerte y se quedaba en solitario en tierra de nadie.

Llegar y atacar, así era la estrategia de Rourera, mientras que la de Coba era proteger a su compañero en busca del subcampeonato. Al de Odox le costaba tres vueltas ganar la segunda posición, y pegarse a la zaga del Mazda de Pérez, que hasta ahora observaba expectante la batalla por el retrovisor.

Diez vueltas para el final y Rourera tomaba el liderato, Pérez se defendía con todo llegando a tocarse ralentizando la salida de curva de ambos, y provocando una lucha en la contrarecta y la parabólica que nos dejaron imágenes para el recuerdo. Dándole chance a Roque para que se uniera a la fiesta. Ocho vueltas para el final, y seis pilotos para tres plazas de podium.

A falta de siete Rourera ponía fin a su participación en el campeonato, anotando un DQ por incidentes, una auténtica lástima. Y se volvía a repetir el patrón, Pérez trataba de ganar metros con la colaboración de Coba, que peleaba activamente con sus compañeros de grupo. El plan funcionaba de nuevo, pero esta vez sin margen de maniobra para los perseguidores, que ya no podrían dar caza a Adriá, consiguiendo este una nueva victoria y el subcampeonato.

Quedaba por resolver el podium, y la vuelta final llegaba con dramáticas noticias. Fruto de la batalla presentada, Aday Coba se tocaba con Ricardo Rico, perdiendo el control del coche al pisar la hierba para luego golpear a Roque García: casi pleno. Los tres se quedaban fuera por incidentes, dejando en bandeja la segunda plaza a Ortíz Poveda, gran resultado para el. Mientras que, de manera inesperada, Koldo González materializaba un podium que seguramente, no entraba en sus planes.

Final de campeonato de infarto, a la altura de todo el campeonato. Pronto, más de Latinoamérica iRacing Series: 31 de Marzo, Xfinity Series.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *