Era cuestión de tiempo, y todo fue según lo esperado. Martínez se proclamaba campeón a falta de la cita de Laguna Seca, a la que irá con el trabajo ya hecho, y con el único objetivo de lograr un increíble pleno de victorias en el campeonato.

No obstante, en la sesión de clasificación de la primera manga en Road Atlanta, saltaba la sorpresa, y era Francisco Mora quién lograba la pole, relegando al líder de la general a la segunda plaza. Tras la salida, Mora aguantaba el tirón ante la presión de Martínez, que parecía ir presumiblemente más rápido, hasta que en la vuelta seis, el hasta ahora cabeza de carrera cometía un pequeño error, que le daba la chance a Álvaro para adelantar y poner rumbo firme hasta la meta. Más tarde Francisco cometía un error estratégico, que le hacía parar de nuevo en box y perder todas las posibilidades de subir al podium.

Martínez ganaba con autoridad la carrera, y le acompañaban en el cajón a 30 segundos, David Nicolás y Javier Hernández.

En la segunda manga, parrilla invertida, diversión como siempre. Pero el guión también, Martínez alcanzaba la primera plaza en la vuelta 7 y de ahí hasta el final. Esta vez Mora no fallaba, y cruzaba la meta en segunda posición, y Jose Varela, que había sufrido mucho en la primera manga, alcanzaba en esta la tercera posición, que significaba el asegurarse el subcampeonato antes de Laguna Seca.

Por dirimir queda la última plaza de honor en la clasificación general, y la duda de sí Martínez podrá completar el pleno de victorias.

El próximo jueves 26, última cita, Laguna Seca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *